1503019006253

En una pendiente oscura, hallan un cadáver con la ropa de Paola

Santiago Zambrani la habría envenenado y arrojado su cuerpo desde el camino de cornisa.El imputado cambió droga por un fármaco para ultimar a la chica, según consta en el expediente.

Una pendiente oscura por la sombra de frondosos árboles, cerca de un camino desolado. Ese es el lugar que habría elegido Santiago Zambrani para arrojar desde su camioneta el cuerpo de Paola Álvarez, tras un cruel femicidio. La habría envenenado.

Un cadáver con la ropa de la joven madre desaparecida hace tres meses y 12 días fue hallado ayer en cercanías a la ruta nacional 9.

Alrededor de las 11.40, personal del Grupo de Búsqueda y Rescate Salta que rastrillaba con perros la zona del camino de cornisa que une las provincias de Salta y Jujuy halló el cuerpo sin vida de una mujer, en estado de descomposición, en una pendiente oscura, a 10 metros de la cinta asfáltica, entre la tupida vegetación.

Al mediodía el kilómetro 1.640 se convirtió en un hervidero de policías, peritos del Cuerpo de Investigaciones Fiscales y periodistas que buscaban ver lo que acontecía. El fiscal Ramiro Ramos Ossorio inspeccionó el sitio, ubicado a 5 kilómetros del límite con Jujuy. La ruta fue totalmente cortada y vallada.

Por el caso permanecen detenidos con prisión preventiva Santiago Zambrani y su madre, Amelia Huergo.

“Está acreditado en gran medida que se trataría del cuerpo de Paola. En la investigación, nosotros hace tiempo que contábamos con datos fehacientes para imputarlo a Zambrani por el delito de homicidio en función de muchísimos datos recolectados. Logramos establecer que él podría haber trasladado el cuerpo de Paola a ciertos lugares”, manifestó a El Tribuno el fiscal penal Ramiro Ramos Ossorio.

“Se definieron puntos referenciales en un diagrama para ir avanzando con rastrillajes por sectores. Programamos un sector de búsqueda de 38 kilómetros. Los rastrillajes comenzaron el lunes pasado. Se avanzó desde Jujuy hacia Salta, hubo descensos con sogas y poleas y hoy, en el kilómetro 15, logramos la ubicación del cuerpo, que estaba en estado de descomposición pero conservado, pese al tiempo”, añadió.

El cadáver encontrado presenta exactamente la misma vestimenta que llevaba Paola el día que desapareció: el viernes 5 de mayo pasado: un suéter verde, una calza oscura y zapatillas negras con vivos naranjas.

“Las características de la vestimenta lo hacen coincidente con Paola. El cuerpo estaba como si se lo hubiese arrojado desde un vehículo, a una distancia que permite presumir que se detuvo el vehículo, se avanzó varios metros y desde allí se lo tiró hacia abajo. Como hay frondosa vegetación el cuerpo quedo enganchado en un sector que no le permitía continuar descendiendo”, explicó.

Envenenamiento

Para llegar al lugar fueron claves análisis de contenidos de celulares de los involucrados y filmaciones. Zambrani está imputado como autor del delito de homicidio calificado y su madre, Amelia Inés Huergo, como partícipe necesaria de homicidio calificado.

“Determinamos que Zambrani se dedicaba a la venta de estupefacientes, precisamente pasta base de cocaína, y que en tal faena él incluso se comunicó con otra persona para pedirle que le proporcione algún tipo de sustancia para suministrarle a Paola y se la cambió por droga. Eso se verificó y está acreditado”, puntualizó .

“Zambrani no estaba dispuesto a que Paola lo abandonara, porque él consideraba que tenían una relación de pareja que para Paola no era tal. Ante la posibilidad de que ella dejara de frecuentarlo, ya que había conseguido un trabajo fijo, él habría tomado la decisión de quitarle la vida”, dijo el fiscal.

“Hasta el momento yo no puedo afirmar categóricamente que sea el cuerpo de ella, pero sí presumimos que el hallazgo se encuentra asociado al delito que investigamos. Aguardaremos los resultados de la autopsia y estudios científicos específicos”, recalcó Ramos Ossorio.

El fiscal adelantó que se realizarán las tareas de identificación por lo que se les tomaran muestras de ADN a los familiares de la joven.

“Le avisé telefónicamente a la madre de Paola sobre el hallazgo y luego en persona”, sostuvo.

“Se trabajó sobre la hipótesis de homicidio aún sin tener el cuerpo. El Grupo de Búsqueda y Rescate nos proporcionó los medios técnicos que necesitábamos para rastrear la zona. Ellos lo hicieron voluntariamente y sin fines de lucro, de manera comprometida”, hizo hincapié Ramos Ossorio.

El caso estaba bajo secreto de sumario, pero fue levantado ayer. Al cierre de esta edición era inminente el reconocimiento del cuerpo por parte de la madre de Paola y el cambio de carátula a femicidio.

El Tribuno Salta

Por Marianela Pereyra