biodiesel_tanques.jpg_258117318

Europa reabre su mercado al biodiesel argentino

La decisión se da luego de cuatro años de bloqueo. Lo confirmó el canciller Jorge Faurie quien lo calificó como “un paso sumamente alentador”. Ya hay dos buques con el producto rumbo al viejo continente.

La Unión Europea (UE) bajará los aranceles al biodiésel argentino impuestos en 2013 como medida antidumping (competencia desleal), después de que la Organización Mundial del Comercio (OMC) dio la razón a Argentina en el litigio que inició contra el bloque, informó hoy la Cancillería.

El regreso del biodiesel argentino al continente europeo se da “luego de que se aprobara la readecuación de aranceles conforme al fallo de la OMC, que determinó la inconsistencia de los derechos anti-dumping definitivos impuestos a las importaciones de biodiesel argentino”, puntualizó el Ministerio de Relaciones Exteriores.

El canciller Jorge Faurie calificó hoy como “un paso sumamente alentador” la reapertura de la mercado de la Unión Europea (UE), aunque remarcó que “eso no quita” que haya que continuar negociando con los Estados Unidos para que suspenda la suba de aranceles.

“Va a haber que afinar mucho la punta del lápiz”, manifestó Faurie, al advertir que hay que “seguir luchando frente al mercado americano”.

Sobre la reapertura del mercado de la UE, que se concretaría en unas dos semanas, Faurie expresó a radio Mitre que “es una noticia muy positiva” ya que fueron “cuatro años de negociaciones”.

La Unión Europea dio así una excelente noticia al Gobierno y la industria del biodiesel local. Es que, tras una postergación a fines de julio, el Comité de Defensa Comercial de ese bloque regional decidió una fuerte reducción de los aranceles, hoy de 24,8%, que pesan sobre el combustible alternativo argentino.

El organismo aprobó hoy en Bruselas una baja de los derechos de importación hasta llegar a un rango de entre 4,5% y 10%.

En 2013, la UE impuso una medida antidumping, con aranceles definitivos de casi 25% al producto argentino. El caso fue llevado por Argentina a la Organización Mundial de Comercio (OMC), que el año pasado falló en contra de la decisión europea y los obligó a reducir de manera drástica los derechos compensatorios para el biodiesel argentino.

El organismo internacional le dio hasta el mes pasado a la UE para aplicar nuevos aranceles, pero los tiempos se demoraron y la perspectiva es que hoy finalmente la reducción se haga efectiva.

La incertidumbre mayor que plantearon algunas fuentes es en qué niveles quedarán los aranceles. El rango de entre 4,5% y 10% es un hecho. Esos porcentajes habían sido elevados al gobierno y la industria del biodiesel argentino a mediados de julio. El principal reclamo de la parte argentina fue que cada una de las exportadoras tenía que pagar un arancel diferente, presas que habían colaborado durante toda la investigación contra el biodiesel argentino.

Con la postergación de la votación en la CE, se abrió una mesa de negociación bilateral para lograr que los aranceles fueran menores a los ofrecidos. Eso se logró y podría ser único para todas las exportadoras, indicaron las fuentes consultadas.

En medio de la prórroga, la industria de combustibles vegetales insistió ante los referentes de la UE sobre el “impacto severo” que provocará a ese sector permitir que la Argentina retome sus envíos de biocombustible al viejo continente.

Hasta 2013, cuando se impusieron los altos aranceles, Argentina colocaba 1,8 millón de toneladas en la Unión Europea, de las cuales prácticamente la mitad iba destinado a España.

Luego del fallo de la OMC, que fue ratificado el septiembre de 2016, el presidente Mauricio Macri aprovechó su visita oficial a España, en febrero último, para plantearle al gobierno ibérico la importancia que tenía para Argentina acelerar los tiempos para el reingreso del biodiesel local al viejo continente. También hubo contactos con autoridades de Francia, Alemania y Holanda, por donde generalmente ingresan los barcos con materias primas y sus derivados a la UE. La reapertura del mercado europeo para el biodiesel local era más que esperada sobre todo luego de que hace tres semanas el Departamento de Comercio de Estados Unidos, a cargo de Wilmur Ross, bloqueó el ingreso del producto a ese destino, al imponerle aranceles provisorios, de hasta 64% y retroactivos a mayo último.

Luego de rechazar por “excesivos” la fijación de esos derechos de importación por parte de la administración Trump, Argentina reclamó ante Ross la suspensión de la medida y la apertura de una mesa de negociación que permita mantener abierto el mercado nortemamericano, al que Argentina exportó el 96% del biodiesel que produjo en el primer semestre del año.

El Departamento de Comercio, recibió este martes a representantes argentinos, aunque la definición quedó postergada y posiblemente las novedades lleguen hacia fines de mes.