Francia: “Los restos de cuerpos humanos no son más grandes que una pequeña valija”

Así lo afirmó el jefe de gendarmería que comanda el operativo de identificación de los cuerpos y la búsqueda de la segunda caja negra con los datos del vuelo del Airbus que se estrelló con 150 personas en los Alpes franceses.

on las primeras luces del día, Francia reinició el operativo de búsqueda y rescate en los Alpes franceses de las 150 personas que viajaban en el avión Airbus A320 de la línea Germanwings, propiedad de Lufthansa, que cayó ayer una hora después de su despegue desde Barcelona.

El movimiento de vehículos por tierra y aire se intensificó a partir de las 7 (3 de la madrugada en la Argentina) apenas salió el sol en la localidad ubicada a pocos kilómetros del lugar del accidente.

Pero la mínima luz de esperanza de hallar alguien con vida, quedó totalmente descartada cuando ayer el presidente francés Francois Hollande confirmó que no había sobrevivientes de la tragedia y que se buscaría la identificación de los cuerpos y las razones del accidente.

Pero hoy, esa afirmación también quedó en duda, ya que el general de la gendarmería francesa David Galtier, afirmó con contundencia: “Los restos de cuerpos humanos que hemos visto no son más grandes que una pequeña valija”.

“Entre los miles de pedazos en que quedó reducido el aparato, sólo se ha podido identificar el tren de aterrizaje”, confirmó otro investigador, lo que hace pensar que el avión se desintegró al chocar contra las paredes rocosas.

El impacto contra la montaña dejó trozos de fuselaje “tan pequeños y brillantes que parecen parches de nieve en las montañas”, dijo Pierre-Henry Brandet, portavoz del Ministerio del Interior, tras sobrevolar los restos.

IDENTIFICACIÓN DE VÍCTIMAS

Las autoridades francesas descartan “casi por completo” poder recuperar hoy cuerpos de los fallecidos y dan prioridad a obtener información sobre las causas del accidente.

 

Así lo indicó el responsable del trabajo de helicópteros, Xabier Roy, quien agregó que se está trasladando al lugar del accidente a médicos forenses para constatar los fallecimientos, aunque la identificación se hará posteriormente.

Roy dijo que las condiciones en el lugar son “más difíciles” que ayer a causa de la lluvia que cayó durante la noche, lo que convierte el escarpado terreno en resbaladizo. Pese a ello, siete helicópteros sobrevuelan constantemente la zona del accidente para trasladar a gendarmes, forenses e investigadores.

“La prioridad ahora es la búsqueda de indicios y, en ese sentido, es importante encontrar la segunda caja negra”, señaló en referencia que ayer se encontró uno de los dispositivos, el que graba las conversaciones de los pilotos.

El avión se estrelló poco antes de las 11 (7 hora en Argentina) por motivos desconocidos en una zona montañosa, casi una hora después del despegue de Barcelona. Esta catástrofe aérea, que ha suscitado un fuerte impacto en Europa, es la más grave registrada en suelo francés en más de 30 años.

Deja un comentario