Frenan un trasplante de riñón porque sospechan que podría haber una venta encubierta

El donante de 28 años es empleado del hijo de quien recibiría el órgano. Le habían ofrecido una recompensa que supuestamente rechazó. Es por eso que una fiscal pidió investigar antes de que serealizara la intervención.

El hecho ocurrió en la ciudad de Córdoba. La fiscal Alicia García Solavgione pidió impedir la intervención donde un joven de 28 años donaba un riñón ya que sospecha de que podría haber una venta encubierta.

El hombre es amigo y empleado del hijo de quien recibiría el órgano y a cambio del gesto le habían prometido una moto y convertirlo en heredero. Sin embargo, el juez dio luz verde a la intervención, pero la fiscal quiere seguir investigando.

El caso salió a la luz por el diario la Voz del Interior cuando el juez en lo Civil y COmercial, Gustavo Massano, hizo lugar al pedido de amparo para que un hombre de 67 años reciba el riñón de un joven de 28 años que es amigo y empleado de su hijo.

Sin embargo, la fiscal se opuso a la autorización y apeló porque considera que hay que investigar mejor el caso, ya que podría tratarse de una venta encubierta.

Solavgione considera que el donante le ofrecieron una moto incluso convertirlo en heredero del enfermo, lo cual está prohibido por la ley.

Además, uno de los puntos conflictivos es que el donante es, además de amigo, empleado del hijo del paciente en un importante bar de la zona de Nueva Córdoba, por lo que la fiscal entiende que existe una “relación laboral de dependencia y de subordinación económica” entre el donante y un familiar directo del futuro receptor.

Sin embargo, el juez rechazó este argumento al considerar que el vínculo del donante es con el hijo y no con el paciente.

Además, el magistrado destaca que fueron el hijo y el potencial donante quienes aportaron los datos de esa relación laboral.

El paciente que espera un riñón, no está en emergencia, por lo que se puede seguir con los procedimientos judiciales para saber si finalmente la intervención será realizada o no.

La fiscal sostiene que no debe proseguirse con el amparo porque “de no agotarse la totalidad del caudal probatorio a los fines de descartar la mera sospecha de motivaciones económicas, se estaría ocasionando un grave daño irreparable a la salud pública”.

Mientras que para el juez, “el derecho a donar del joven debe ser considerado como una decisión personalísima y como tal, inherente a su libertad y autonomía, constituyente de su propio y exclusivo plan de vida”.

 

trasplanteriñon

Deja un comentario