Gala Cancinos: Solicitarán ayuda a otras provincias

A seis meses de su desaparición, familiares y amigos de la menor habían convocado a una marcha en la Plazoleta IV Siglos.

“Ya se cumplieron seis meses de la desaparición y lamentablemente ninguno de los llamados al 911, ni a mi celular o al 0800 de Nación, que es el teléfono que menos se ha utilizado, nos ha conducido a un domicilio o a una persona que haya podido estar con Gala”, expresó con dolor Mónica Ovando, la mamá de la adolescente que hoy ya tiene 15 años.

Cerca de las 19, eran más de 40 las personas que se reunieron en la plazoleta IV Siglos, portando grandes pancartas con el rostro de la menor, y pidieron que quien pueda aportar información la acerque a la Policía o a la familia para facilitar el retorno de la jovencita.

A diferencia de otras movilizaciones, la de ayer se concentró en la plazoleta IV Siglos y luego recorrió las peatonales del centro: avanzó por calle Caseros hasta La Florida, por esta vía llegó hasta la intersección con Urquiza, donde dobló, avanzó hasta Alberdi y por esta última peatonal retornó hasta el monolito central de la plazoleta. La idea fue tomar contacto directo con la mayor cantidad de personas que a esa hora estaba en el centro comercial de la ciudad.

“Esta semana aparecieron otra serie de llamadas, y la Policía trabajó en información que la condujo hasta la ciudad de San Salvador de Jujuy”, añadió la madre.

Además, dijo que la familia sabe que “están trabajando acerca de una pista, pero hacen sin brindar mayores detalles ni siquiera para nosotros”.

Una postura más dura mostró el papá de Gala, Javier Cancinos, quien consideró, a seis meses de la desaparición de su hija: “A mí me faltan cosas, porque no me cabe en ningún momento que pasado todo este tiempo no tengamos una respuesta. Para mí está fallando algo”.

Mónica y su esposo Javier encabezaron ayer la marcha que se detuvo un largo rato en el corazón de la ciudad. Ellos junto a familiares y amigos de Gala organizan estas manifestaciones más el reparto de folletería y pega de carteles para que la búsqueda sea permanente.

La mamá también indicó: “En paralelo al despliegue policial, la familia seguimos buscando a Gala, no contratando a otra persona distinta que la fuerza policial, sino con la familia, siguiendo cada pista que nos indican o cada sugerencia que nos hacen”.

Gala fue vista por última vez el pasado 16 de mayo cuando salió de su casa para ir a una clase de educación física, pero nunca llegó a destino. Su padre, Javier Cancinos, señaló que los investigadores están tras algunas pistas, pero por el secreto de la causa, no tienen “una novedad cierta”.

Pese al tiempo transcurrido, reiteró que no piensan bajar los brazos. “Seguimos en la lucha para que la gente sepa que Gala aún no está con nosotros, la comunidad debe saber que es una joven de esta tierra, que ha desaparecido y no encontramos la forma que vuelva a casa”.

Ayuda

Ovando destacó, durante la marcha, la aprobación de la ley que impone la obligatoriedad de publicitar los rostros de las personas perdidas por parte de las fuerzas de seguridad, y también la imposición a las provincias para que elaboren un registro con la nómina de las personas que están ausentes en sus hogares.

“Eso será de una gran ayuda porque para las familias la elaboración de folletos es un gasto oneroso que se suma a la ansiedad y a la preocupación”, añadió.

Ayuda a otras provincias

El jueves, por #RadioSalta, el papá de Gala manifestó que recurrirán a otras provincias para ampliar la búsqueda.

 


 

Deja un comentario