Ganó Boca y perdieron River y Newell’s: mirá cómo quedó la tabla

El equipo de Guillermo Barros Schelotto se impuso con dos goles de Darío Benedetto, el primero de tiro penal, y uno de Junior Benítez. Con esa victoria, Boca llegó a los 56 puntos y le sacó cuatro a su escolta River que perdió con San Lorenzo.

Boca Juniors conquistó anoche el triunfo que necesitaba para volver a tomar confianza, para recuperar la ventaja y comenzar a acariciar el campeonato de la AFA de Primera división. En la Bombonera, el equipo de Guillermo Barros Schelotto goleó a Independiente por 3-0 y le sacó cuatro puntos a River en la pelea por el título. Darío Benedetto, por duplicado, y Junior Benítez, de cabeza, marcaron los goles del líder.
Comenzó mejor Boca. En un partido en el que los dos intentaron buscar las espaldas de los laterales, fue el local el que mejor provecho le sacó. Porque esa situación abrió la cancha y por el medio empezaron a llegar las situaciones de gol.
La primera la tuvo Cristian Pavón, quien quiso definir ante una mala salida de Martín Campaña, pero dudó y el arquero tapó lo que habría sido la apertura del marcador. Un rato más tarde lo tendría también Benedetto, con una jugada similar, que terminó con una mala definición del delantero. El arquero también le iba a sacar un fuerte remate a Fernando Gago.
Pero todo cambiaría a los 27 minutos. Una pelota quedó suelta en el borde del área, Alan Franco quiso despejarla y con imprudencia terminó dándole una patada a Pablo Pérez, que buscaba su chance. El árbitro Fernando Rapallini cobró penal y Benedetto, con potencia y precisión, puso el 1-0.
Lejos de quedarse con la mínima ventaja, Boca fue por más. Ajustó aún más las piezas e hizo desaparecer a Independiente del partido. Con tal superioridad pudo llegar al segundo a los 45 minutos: Pavón sacó a pasear a Fabricio Bustos, sacó un centro exquisita y Benítez, solo en el segundo palo, cabeceó para ampliar la diferencia.
Entró mejor el ‘Rojo’ en el segundo tiempo y en los primeros diez minutos puso en aprietos a Boca. Pero los movimientos que hizo Ariel Holan, que estaba perdiendo su invicto, no le alcanzaron al equipo para llegar al descuento. Y con el correr del complemento, el peligro se fue alejando del arco de Agustín Rossi.
Boca, que llegó al tercero tras una mala salida de Campaña y una buena definición de Benedetto, redondeó una actuación cargada de carácter y fútbol, lo que le faltaba para la recta final del torneo. Ayer le sacó cuatro puntos a River, con nueve en juego, y comenzó a acariciar una corona que creía que se le podía escapar.

Mirá cómo está la tabla.

Deja un comentario