Gobierno y oposición se atribuyen beneficios de elecciones judiciales en Bolivia

El voto nulo en las elecciones judiciales de Bolivia superó el 50% y mientras el Gobierno anuncia que es un fracaso para la oposición, los partidos contrarios a Evo Morales dicen que fue un declaración en contra de la reelección del presidente.

El alto porcentaje de votos nulos en las elecciones judiciales de Bolivia hace necesario replantear la forma de designar a los magistrados, la mayoría desconocidos para los electores, que pasaría incluso por una reforma constitucional.

El Gobierno boliviano y la oposición se han atribuido los beneficios de la elección judicial del domingo, en la que según reportes oficiales el voto nulo ha superado el 50%.

La población boliviana acudió a las urnas para elegir de entre 96 candidatos, preseleccionados por el Parlamento de mayoría oficialista, a los nuevos magistrados de cuatro altos tribunales del país andino.

Los votos válidos quedan entre el 31% y el 33%, cuando falta poco para que se cierre del recuento oficial.

El presidente del país, Evo Morales, indicó este lunes que la oposición fracasó en su intento del promover el 70% del voto nulo y destacó la participación de la población, que fue superior 75%.

No obstante, los comicios en el país suelen contar con una mayor afluencia a las urnas, ya que se sanciona a quienes no voten.

Morales se ha vanagloriado de que Bolivia es el único país donde el pueblo elige a los jueces.

Si embargo, los partidos de oposición celebraron los resultados como un voto en contra del fallo judicial que pocos días antes dio vía libre a Morales a presentarse a la reelección por cuarta vez, un golpe a la democracia según sus detractores porque altera el límite constitucional de dos mandatos consecutivos.

El politólogo y docente de la Universidad Mayor de San Andrés de La Paz Franklin Pareja declaró a Efe que los resultados provienen de un “escenario multifactorial”, en el que incidieron recientes hechos de corrupción, el distanciamiento del Gobierno de la voluntad popular y el cuestionado fallo del Constitucional que habilita la reelección.

“Lo que se debiera pensar seriamente es hacer una reforma constitucional para encontrar otro mecanismo o por último volver al anterior”, de elección parlamentaria de magistrados, aseguró Pareja.

También indicó que la reforma de la Justicia que pretende Morales, para acabar con males como la corrupción y su lentitud, “está naciendo muerta”, por el escaso conocimiento de los votantes y por las deficiencias del procedimiento de preselección de candidatos, nombrados por un Parlamento afín al Gobierno.

Por su parte, el viceministro de Autonomías, Hugo Siles, dijo a Efe que “los votos nulos estuvieron motivados por una campaña abierta” de la oposición, a la que se sumaron el “hastío por la Justicia”, el desconocimiento de los candidatos y algunas posiciones contrarias al Gobierno entre los votantes.

El funcionario de Gobierno cree necesario “hacer un análisis profundo de esta forma de elegir magistrados”, porque generó “apatías ciudadanas y el desconocimiento (del proceso)”.

Siles se adscribe a la tesis de que las causas de la votación son de distinta naturaleza y que “intentar hacer plebiscitos, intentar trasladar los resultados favorables o desfavorables al Gobierno, es una figura que no corresponde”.

El Gobierno, no obstante, defiende el carácter de la elección que difiere a la ejercida en el periodo de los gobiernos neoliberales (1985-2005), en el que era el Parlamento el encargado de la designación de tribunos.

La elección del domingo es la segunda en la historia de Bolivia tras la de 2011, cuando también se impuso el voto nulo.


 

Deja un comentario