Gómez Centurión, internado en coma inducido

El jefe de la Aduana, Juan José Gómez Centurión, está internado en terapia intensiva en una clínica de Olivos a raíz de una peritonitis. Cecilia Borel, asesora de prensa del funcionario, anticipó que este miércoles se conocerá un parte médico con detalles de su salud.

Desde el entorno del jefe de la Aduana indicaron a este medio que está internado en la clínica La Trinidad de la localidad del norte del Conurbano desde el 6 de abril. Desde entonces, Gómez Centurión fue operado en tres oportunidades y actualmente se encuentra en estado de coma inducido.

Gómez Centurión había asumido al frente de la Aduana el 10 de diciembre de 2015 junto a todo el gabinete del flamante Gobierno de Mauricio Macri, aunque fue suspendido del cargo en agosto siguiente en medio de acusaciones de pedido coimas a empresarios para permitirles ingresar bienes por fuera de la inspección de rigor.

Dos meses después, el 13 de octubre fue repuesto al frente de la Aduana, luego de que el juez federal Ariel Lijo determinara que no había pruebas que confirmaran la denuncia anónima por corrupción que recibió y que había sido impulsada por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. “Más que una cama, me hicieron una operación compleja, que llevó bastante tiempo. Fue una operación bastante compleja.

Gente que tuvo capacidad de seguimiento, de instalar micrófonos, tomar llamadas, de armar un ensamble. Es el típico modelo de operación: una causa insostenible pero que lleva al linchamiento mediático”, había señalado el funcionario nacional.

La reposición al frente de la Aduana quedó plasmada en la disposición 359 de la AFIP, en la que se recordó que el 19 de agosto de 2016 Gómez Centurión había sido suspendido “hasta tanto se dilucidasen los hechos que resultaran objeto de investigación en la causa judicial que se iniciara oportunamente por denuncia recibida por el Ministerio de Seguridad y que tramita por ante el Juzgado en lo Criminal y Correccional Federal N° 4”.

Durante sus días fuera de la Aduana, el repuesto funcionario había sido respaldado públicamente por la líder de la Coalición Cívica-ARI, Elisa Carrió, quien había asegurado que el director de la Aduana había sufrido “una burda operación de inteligencia” que “tiene que ver con la efedrina”.

Deja un comentario