Gremios docentes rechazan el 4% de aumento ofrecido por el Gobierno

La suba sería en dos cuotas y consiste en un 2% este mes y el otro 2% a partir de noviembre. Así, la Provincia busca cerrar el 2017 con una suba del 20%, en total. Sindicalistas sostienen que es “insuficiente”.

El Gobierno provincial ofreció ayer a los representantes de los trabajadores de la educación un 4% de incremento de sueldo para el segundo semestre, en dos cuotas: un 2% este mes que se cobraría en los primeros días de septiembre, y el otro 2% en noviembre para cobrar en diciembre. En la primera mitad del año se había otorgado una suba del 16% y con la reciente oferta del 4% la Provincia busca cerrar el 2017 con un incremento del 20%, en total.

Sin embargo, a medida que iban saliendo de las reuniones paritarias, los dirigentes señalaron su rechazaron a la propuesta debido a que la consideran “insuficiente”. Entre mañana y el viernes habrá nuevas mesas de negociación, donde los distintos sectores oficializarán su rechazo y cada uno presentará su contrapropuesta. El saneamiento de la grilla salarial planteado tampoco los convenció.

La secretaria general de la ADP, Patricia Argañaraz, calificó el ofrecimiento oficial de “bastante pobre”. Señaló que no cubre para nada las expectativas y que el viernes la contraoferta será superior al porcentaje en cuestión. “Esto no satisface y si hay que extender las negociaciones, las extenderemos”, advirtió Argañaraz.

Para el responsable de la oficina de la UDA a nivel local, Guillermo Burich, que integra la Intergremial, “el 4% es muy bajo”, aunque era previsible por ser la primera propuesta.

Por su parte, Sergio Coronel, referente de Sitepsa, manifestó que el porcentaje ofrecido es “insuficiente”, de todas manera lo podrán a consideración de sus afiliados en asamblea. El sector pide un 35% de aumento anual, entre porcentaje y saneamiento de la grilla salarial.

El sindicalista comentó que en la reunión aún no se definió la modalidad de negociación, tampoco se dijo si se tratará el monto extraordinario. Pero sí se insistió con la cláusula gatillo que la mayoría de los gremios rechaza.

“No compartimos el tema de la cláusula gatillo por la falta de credibilidad que hay en torno al Indec. La lectura del índice inflacionario que el organismo hace no condice con la que manejan los trabajadores”, sentenció Coronel.

El jefe de Gabinete, Carlos Parodi, expuso ayer que el comportamiento de los precios durante los siete meses transcurridos mostró una inflación acumulada del 13,8%, porcentaje medido por el nuevo Indec. Al respecto, Sergio Coronel reflexionó: “Ellos sostienen que el incremento salarial del 16% acordado en el primer semestre le va ganando al proceso inflacionario. No estamos para nada de acuerdo porque uno lo vive cada día con el aumento de las cosas. Los incrementos de sueldo que se dieron ya estaban afectados por el índice inflacionario y ahora quedaron por abajo”.

Grilla salarial

El saneamiento de la grilla es una lucha que mantiene a los docentes expectantes, dado que cualquier mejora que se produzca impacta de manera positiva en el sueldo básico y, por ende, en la liquidación final de cada mes. Pero lo cierto es que avanza a paso muy lento.
Ayer, el Gobierno provincial les ofreció a los profesores secundarios reducir el tope horario de 57 a 56 desde noviembre. A los docentes primarios, en tanto, les propone continuar con la vinculación. Esta pasaría a 20,75 horas cátedra en septiembre, lo que significaría una mejora de apenas 0,25.
Para los trabajadores de la educación de zonas inhóspitas y de zonas muy desfavorables (tanto A como B de cada categoría) plantean subas de entre el 5 y 10% a partir de septiembre. Con respecto a las asignaciones familiares, estas pasarían de 1.006 a 1.023 pesos desde este mes, y a 1.040 en noviembre.

 

Por Natalia Meja


 

Deja un comentario