guate

Guatemala declara estado de calamidad por incendios forestales

De acuerdo con datos del Sistema de Prevención y Control de Incendios Forestales (Sipecif), en la actualidad hay activos 516 incendios forestales en 20 de los 22 departamentos del país.

El Gobierno de Guatemala declaró oficialmente el estado de calamidad en todo el país a causa de más de 500 incendios forestales que ya consumieron 6.069 hectáreas de bosque.

Mediante un decreto gubernativo, el presidente Jimmy Morales, declaró el “estado de calamidad pública” en todo el territorio de Guatemala. El decreto entró en vigencia este miércoles, pero el Congreso deberá ahora darle tratamiento y en tres días deberá proceder a su ratificación.

De acuerdo con datos del Sistema de Prevención y Control de Incendios Forestales (Sipecif), en la actualidad hay activos 516 incendios forestales en 20 de los 22 departamentos del país. Los de mayor gravedad se registran en el selvático departamento de Petén, fronterizo con México.

Estos incendios ya consumieron 6.069 hectáreas de bosque, unos 2.000 de ellos en áreas protegidas de Petén, donde hay activos 23 siniestros.

Jimmy Navarro, director nacional del Sipecif, urgió al Congreso su aprobación pues advirtió que el país sólo cuenta con 180 bomberos forestales para enfrentar los siniestros.

“El propósito de la medida es fortalecer el sistema, por lo que es urgente el apoyo del Legislativo, ratificándolo”, dijo Navarro a la dpa. “Se requiere de capacitación, equipo especial, vehículos, combustible y equipo aéreo”, señaló.

La medida permite prescindir de licitaciones obligatorias en compras y contrataciones y otorga facultades a la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) y al Sipecif para dictar “las acciones que tiendan a prevenir los efectos provocados por los incendios”.

El decreto también ordena la evacuación de los pobladores de las viviendas que se ubiquen dentro de las áreas declaradas como de “alto riesgo” o que se encuentren en peligro.

Navarro indicó que el sistema sólo cuenta con un presupuesto equivalente a un millón de dólares anuales que no permite responder ante este tipo de emergencias.

Las autoridades guatemaltecas han señalado como responsables de los incendios a pobladores que se han asentado en áreas protegidas y que se oponen a su desalojo.

Las áreas protegidas pertenecen al núcleo de la Reserva de la Biósfera Maya conocida como Laguna del Tigre, de más de 293.000 hectáreas, cerca de la línea divisoria con México.

Dos helicópteros mexicanos equipados contra incendios llegaron el fin de semana para apoyar los esfuerzos de las autoridades guatemaltecas.

Uno de ellos fue trasladado a Petén y el otro permaneció en el departamento de El Progreso, al noreste de esta capital, donde se registraba otro de los incendios de grandes proporciones que fue finalmente extinguido el martes. Luego de esto, este último helicóptero se sumó a las tareas en Petén.

Durante la Semana Santa también estuvo en Guatemala un helicóptero de la Fuerza Aérea de Honduras (FAH), que también apoyo en Petén y partió de retorno el domingo.