television-argentina-2524896w620

Guillermo Francella: “Este gobierno es la última oportunidad que tiene el país para cambiar”

El actor visitó Almorzando con Mirtha Legrand y habló sobre la gestión de Mauricio Macri y el inminente estreno de Los que aman, odian, el film que co-protagoniza con Luisana Lopilato.

Guillermo Francella visitó el programa Almorzando con Mirtha Legrand y ahondó en diferentes temáticas. Respecto a la situación actual de Argentina, el intérprete fue contundente: “Este gobierno es la última posibilidad que tiene el país para cambiar”, aseguró y añadió que hay sectores en los que impera “un fundamentalismo” de quienes “niegan todo aunque les muestren la verdad”. Por otra parte, Francella elogió la labor de la gobernadora María Eugenia Vidal: “Es lo mejor que le pasó a la provincia”.

Posteriormente, el actor habló sobre su experiencia trabajando en cine con Luisana Lopilato en el film Los que aman, odian, la adaptación de Alejandro Maci de la novela de Silvina Ocampo y Adolfo Bioy Casares que se estrena el próximo jueves.

“Estamos muy entusiasmados con el estreno, es un film fantástico, nos cuidamos mucho de recrear a la perfección los modales y el protocolo de la década del 40”, contó el actor y se explayó sobre el peculiar encanto del largometraje de Maci: “Es una película que no suele verse aquí, tiene un perfume especial, un universo, una temática, un lenguaje que no se ve seguido en pantalla, ya no se hacen películas como esta”, subrayó

Por otro lado, al ser consultado por “La Chiqui” sobre cómo fue reencontrase con Lopilato en roles completamente opuestos a los de Casados con hijos, Francella expresó que se emanciparon de esa experiencia con la sitcom, para poder abordar esta historia de amor trágica: “A los tres segundos de empezada la filmación nos olvidamos de esos personajes, yo entiendo cuando un programa se instala tanto que es lógico que eso suceda, que nos sigan pensando como padre e hija, pero para nosotros no fue así”.

Asimismo, destacó el trabajo de su co-protagonista: “Luisana se transformó para el papel, está extraordinaria”. Cuando Legrand profundizó en los pormenores de las escenas de sexo, el actor recordó entre risas el consejo que le dio a su compañera en el rodaje: “Le decía que teníamos que hacerlas con todo, que no había lugar para las medias tintas”.