Habló la hija de Fayt: “Está vivo y trabajando, su lucidez no puede ser puesta en duda”

Graciela Fayt, hija del reconocido juez de la Corte Suprema, destacó “la brillantez” actual de su padre ante la presión del Gobierno para que deje el máximo tribunal. “No está postrado, de ninguna manera”, aclaró.

La hija del juez de la Corte Suprema, Carlos Fayt, ahondó en el estado de salud de su padre y destacó el buen presente que atraviesa ante la presión del Gobierno para que deje el máximo tribunal. “Está bien y está vivo, si esa es la preocupación”, dijo Graciela Fayt en declaraciones al programa Guetap, que se emite por Radio Vorterix.

“Estas cosas que se dicen que están preocupadísimos en el Gobierno por resguardar las garantías de la Corte. No deberían preocuparse porque la Corte tiene una enorme responsabilidad con la que ha cumplido siempre y mi padre tiene una enorme responsabilidad y nadie correría ningún riesgo. La lucidez, la brillantez y el trabajo de mi padre no pueden ser puestos en duda”, apuntó.

En una breve entrevista radial, la mujer destacó la “transparencia” de su padre a lo largo de su trayectoria, y aclaró que “no está postrado” frente a los rumores de que el reconocido jurista no concurre a las reuniones de la Corte. “Está lúcido y está ejerciendo sus funciones. Y merece todo el respeto de un ministro que ha sido un paradigma de decencia”, aseguró.

Pese a los ataques que recibe de la Casa Rosada, Fayt todavía no habló y sigue sin mostrarse en público. Ayer, su abogado, Jorge Rizzo, advirtió que el magistrado no piensa dejar su lugar en la Corte. “Me dijo que hay una campaña en su contra, que hay un embate del Poder Ejecutivo y que siente que a algunos les molesta su presencia en la Corte desde hace tiempo, pero que va a «aguantar los embates y resistir en el cargo»”, contó.

Con el objetivo de lograr una nueva vacante en la Corte, el Gobierno redobló en las últimas horas la presión sobre el juez Fayt. El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, puso en duda la idoneidad de Fayt, de 97 años, para seguir en el cargo y lo desafió a enfrentar a la prensa para demostrar cuál es su estado de salud mental. “Saliendo de su casa y hablando como solía hacerlo despejaríamos esa duda de cómo está su salud física y mental, y todos estaríamos contentos y tranquilos”, dijo ayer el verborrágico funcionario al ingresar en la Casa Rosada.

La embestida de la Casa Rosada se completó con el pedido de la diputada kirchnerista María del Carmen Bianchi para que la Comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados avance en una investigación sobre la situación de Fayt. La jefa de bloque del Frente para la Victoria, Juliana Di Tullio , reconoció ayer que pedirán medidas de prueba para saber si el juez puede seguir ejerciendo su cargo en el máximo tribunal. Hasta el momento, la comisión, que encabeza la camporista Anabel Fernández Sagasti, no tomó ninguna decisión y tampoco fijó fecha para la próxima reunión.

El ataque del kirchnerismo contra Fayt generó la reacción de la oposición. Las principales bancadas opositoras de la Cámara baja emitieron un documento conjunto en el que expresaron su “más enérgico repudio” y su “decisión inquebrantable” de no permitir “el asalto final a la magistratura”. La diputada Elisa Carrió (CC-ARI) hizo una defensa más enérgica: “Éste es un trato inhumano y cruel. Decir senil, que está inhabilitado, cuando están tantos delincuentes en el poder y tantas personas drogadas en el poder… He visto un jefe de Gabinete duro por la cocaína”, lanzó.

La polémica por Fayt estalló luego de que Ricardo Lorenzetti fuera reelegido como presidente del tribunal hasta 2019. El Gobierno planteó que la votación no fue válida porque Fayt no estuvo presente en la audiencia de la Corte en la que Lorenzetti fue designado por sus colegas para un nuevo período.

Los ataques contra Fayt, además, se producen en momentos en que el oficialismo no consigue en el Senado un acuerdo con la oposición para tratar el pliego de Roberto Carlés , el abogado que Cristina Kirchner propuso como reemplazante de Raúl Zaffaroni , quien renunció a su cargo en la Corte en diciembre pasado..

Deja un comentario