Hasta noviembre no habrá que pagar para ver el fútbol por televisión

El Gobierno acordó con las empresas de TV bonificar los nuevos abonos por 90 días, es decir, hasta después de las elecciones legislativas. Tendrán acceso “gratuito” sólo los que se suscriban al nuevo servicio.

El fútbol será gratuito hasta noviembre, es decir, hasta después de las elecciones legislativas. El Gobierno arregló con las empresas que tienen el control de la emisión de los encuentros una fórmula que le permite mantener el servicio sin costo para la gente durante los tres primeros meses del próximo campeonato.

Según pudo saber el diario La Nación, se bonificará por 90 días a todos los que se suscriban al nuevo abono para ver el fútbol, que tendrá un costo mensual de 300 pesos. Queda todavía por definir si la suscripción al servicio tiene un plazo mínimo para darlo de baja, tal como ocurre en muchos casos, en los cuales, una vez contratado, no se puede prescindir del mismo hasta haber cumplido un año.

El Gobierno ya cuenta con el compromiso de Fox y Turner, pero también de Torneos, que hará la producción integral, y de Cablevisión, DirecTV y Telecentro, que pondrán los encuentros en sus grillas de programación, para empezar a cobrar el fútbol el 20 de noviembre -el próximo campeonato comenzará el 20 de agosto-, que así dejará el modelo gratuito instalado con el Fútbol para Todos para transformarse en premium, todo en alta definición.

El Gobierno oficializó en marzo, con la aprobación del pago de 350 millones de pesos a la Asociación del Fútbol Argentino, el final del programa Fútbol para Todos. Ese dinero fue por la “rescisión bilateral” del programa.

Parte de la herencia

Planteado como una herramienta para sanear las economías de los clubes, aunque de entrada se utilizaron las transmisiones como una plataforma de comunicación de los actos de gobierno y para atacar a opositores, la entonces presidenta Cristina Kirchner creó en 2009 el Fútbol para Todos, que le costó al Estado $ 10.178.987.071, casi $ 3,7 millones por día.

A cambio de la televisación, las empresas firmaron un convenio por cinco años en el que le pagarán a la AFA $ 1200 millones como “garantía” y $3200 millones garantizados por temporada. En los cálculos que realizaron las empresas la estimación es que unos 2.000.000 de personas contratarán el servicio para ver fútbol, lo que representan unos 600.000.000 de pesos por mes. Es decir que por estos tres meses bonificados las firmas que controlarán el fútbol dejarían de percibir prácticamente lo mismo que le costaba al Estado la televisación anual.

La gratuidad del fútbol fue una promesa de campaña que el jefe del Estado no podrá cumplir. Cuando finalmente los fanáticos del fútbol tengan que pagar los 300 pesos por mes habrá faltado un año para completar esa propuesta que realizó durante la campaña electoral de 2015.


 

Deja un comentario