BAGAS

Hoy es el día D para buscar una solución para los bagayeros

Expectativa por la visita de funcionarios nacionales a las autoridades provinciales.Los pasadores cortaron la ruta 50 más de una semana contra los controles de Gendarmería.

Para hoy están previstas al menos dos importantes reuniones entre funcionarios nacionales que llegarán a Orán, autoridades provinciales con el gobernador Juan Manuel Urtubey a la cabeza y los intendentes de Orán y Aguas Blancas, Marcelo Lara y Sergio Oliva, respectivamente.

También participará el obispo de Orán, Gustavo Zanchetta, quien llevó la voz de los bagayeros a las reuniones desarrolladas la pasada semana en Buenos Aires.

El tema central será estudiar la forma de darle una solución a los bagayeros, que se niegan a dejar de ejercer esa forma de trabajo porque afirman que es el único medio de vida que tienen en la zona.

Como se recordará, los denominados trabajadores de frontera cortaron la ruta nacional 50 por más de una semana en protesta por los estrictos controles a los que los somete Gendarmería nacional desde hace aproximadamente un mes, fuerza que terminó decomisando varios millones de pesos en mercadería, por lo que los pasadores aducen que sus mandantes ya no les quieren dar trabajo.

De acuerdo a la información emitida por el mismo obispo Zanchetta, desde las 10 de la mañana, en la sede del Obispado, el gobernador Urutubey se reunirá con los intendentes de Orán, Marcelo Lara Gros y de Aguas Blancas, Sergio Oliva, previo al encuentro a realizarse con las autoridades nacionales.

Se reunirán con los salteños un equipo técnico del Ministerio del Interior y de la Secretaría de Seguridad de la Nación, para aunar posiciones sobre las propuestas que traen de Buenos Aires. Luego, a las 11.30, al encuentro se les sumarán representantes de bagayeros.

Una protesta de varios días

Desde hace varias semanas cientos de hombres y mujeres vienen protestando y hasta cortaron por completo el paso en la ruta nacional 50, única vía de comunicación de la ciudad de Orán con el resto del país, ante la amenaza rotunda que se cernía sobre su fuente laboral que, aunque ilegal, es el único sustento familiar en una comunidad hastiada por la pobreza y el desempleo.

Como se recordará, funcionarios nacionales de los Ministerios del Interior y Seguridad se reunieron el viernes pasado en Casa Rosada con el senador Rodolfo Urtubey, el obispo Zanchetta, Lara y Oliva, para intentar destrabar el conflicto con los bagayeros que llevaba ya 8 días de cortes de ruta.

Al finalizar la misma, Zanchetta se mostró optimista y sostuvo que “estamos en el camino de la solución que todos esperamos”. Además, remarcó la importancia de la participación de Luis Green, secretario de Fronteras, ya que “se podría regularizar y encauzar la situación para enmarcar el trabajo en la legalidad”.

Pasos para una solución

El obispo de la diócesis tiene mucha esperanzas en hallar soluciones en la reunión de hoy. “Lo importante es que el viernes fuimos escuchados y las autoridades nacionales tomaron real conciencia de la situación que vivimos y de la importancia de poder llevar una solución a todas nuestras familias en el norte”.

Y anticipó que la medida que va a plantear, en primer orden, es la intención de regularizar la situación, de terminar con el tráfico ilegal de mercadería, entendiendo que se puede mantener esta forma de comercio y que los trabajadores pueden seguir haciéndolo, pero de forma reglamentada.

Para ello, van a plantear que se realice un censo para registrar a cada uno de los trabajadores de frontera con una tarjeta, lo que permitirá proteger a la gente de esta zona, “porque muchos de los problemas vienen junto con trabajadores que no son de esta región”, aseguró el obispo.

Se podrían plantear también, si las autoridades lo requieren una determinada cantidad de bultos a transportar por persona y por día y la forma de hacerlo, dado que también hay que preservar la seguridad de los vecinos que transitan por la ruta nacional 50 hacia o desde Bolivia.

“La buena voluntad de todas la partes está puesta sobre la mesa para poder manejarnos en el marco de la ley y los mismos bagayeros ya expresaron que si los dejan trabajar no se negarán a ser controlados por Gendarmería. Por eso, la reunión del martes buscará avanzar sobre lo que empezamos a charlar el viernes”, remarcó Zanchetta.