huevos-de-pascua

Huevos de Pascua: el antiguo Egipto, la diosa teutona y otros posibles orígenes de la tradición

La tradición de regalar y compartir esta delicia se remontaría a varios siglos atrás, aunque antes no eran de chocolate.

No hay coincidencia global sobre el origen de la tradición de los huevos de Pascua. En lo que sí están todos de acuerdo es en que pasar de los huevos de gallina o pavo a los de chocolate fue un gran acierto que data del siglo XIX.

En la semana de Pascua , te contamos cuáles son los tres posibles orígenes.

El antiguo Egipto

A lo largo de las diferentes dinastías egipcias el huevo simbolizó la vida. Incluso hay jeroglíficos que destacan su rol para los dioses. “Dios es uno, él creó la vida de lo inanimado y creó polluelos de los huevos”.

Además, se cree que Osiris y su hermano, Tifón, lucharon respectivamente e introdujeron todos los bienes y males del mundo en un huevo. Al romperse el mismo, todos los males se distribuyeron por el planeta.

Incluso, el huevo es un elemento central en las celebraciones actuales de la pascua egipcia que se relaciona con el comienzo de la primavera, la época de mayor fertilidad y bonanza para las cosechas.

La tradición de los huevos de Pascua se remontaría al antiguo Egipto.
La tradición de los huevos de Pascua se remontaría al antiguo Egipto..

La diosa teutónica

“El término inglés para Pascua, Easter, según Beda el Venerable [monje del siglo octavo], se relaciona con Estre, una diosa teutónica de la luz naciente del día y de la primavera, deidad que, sin embargo, es por lo demás desconocida…”, explica el sitio especializado la enciclopedia católica.

Eostre es el antiguo nombre europeo que se le daba a la misma diosa venerada por los babilonios como Astarté o Istar, diosa de la fertilidad, cuya celebración más importante se llevaba a cabo en la primavera del hemisferio norte.

Se la relacionaba con la fertilidad y se la simboliza con los huevos que dan nacimiento a una nueva vida y por conejos que representan la reproducción prolífica (de ahí surge la figura del “conejo de Pascua”).

La tradición de los huevos de Pascua se remontaría al antiguo Egipto.
La tradición de los huevos de Pascua se remontaría al antiguo Egipto..

La Cuaresma católica

Más cerca en el tiempo, con la llegada el catolicismo, se tomaron algunas de las tradiciones, se adaptaron y relacionaron con la muerte y resurrección de Jesús.

En la antigüedad, a la prohibición de comer carne durante la Cuaresma (40 días antes de la muerte de Cristo) se sumaba también la de consumir huevos.

Durante ese tiempo las familias decidían conservarlos y, en una primera instancia, se los recubría con cera para evitar que se vencieran. Con el paso de los años se incluyó la pintura para luego regalarlos a familiares y amigos el domingo de Pascua.

Siglos más tarde, sin lugar exacto avalado, se cambiaron los huevos clásicos por los de chocolate y la tradición se extendió a todo el mundo hasta la actualidad.