Imputarán al cabo Flores por abuso sexual agravado

Además, siguen los cuestionamientos por las irregularidades que cometió la Policía tras recibir la denuncia de la víctima, una joven de 21 años.

La joven de 21 años que asegura que su tío la sometió sexualmente hace 10 años y la mantenía amenazada si contaba lo sucedido, confirmó y amplió sus dichos. Además, dio nuevos detalles del calvario padecido durante una década. A la vez, con el testimonio de la víctima quedaron en evidencia las irregularidades cometidas por la Policía en el momento de recibir la denuncia, hace 11 días, en la comisaría 14 de Rosario de Lerma.

Se espera que esta semana la fiscal penal 2 de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, María Luján Sodero Calvet, impute al ahora detenido cabo de la Policía, folclorista e integrante de un coro parroquial: Marcos Bruno Flores, de 31 años. Serán varios los cargos de la acusación. Además del acceso carnal, se tomará en cuenta el vínculo entre la víctima y el policía, la edad de la joven al momento de los ultrajes, las amenazas y el lugar donde habrían ocurrido los hechos denunciados.

“Estamos haciendo notar en estas instancias las irregularidades que impidieron la detención de Flores y la asistencia que necesita de inmediato la víctima. Sorprende como se manejó este tema desde el principio. La Policía le solicitó que en un manuscrito contara lo que había vivido y sufrido. La joven ocupó 30 carillas de hojas para redactar su calvario y sin embargo se le entregó como constancia una copia de la denuncia de solo una carilla. Es una vergenza, una burla hacia la persona que llegó a buscar ayuda a los organismos que la deben defender”, contó Pedro Arancibia, abogado de la joven.

Los obstáculos se presentaron desde que la víctima tomó la iniciativa de contar su padecimiento al lado del policía Flores. Ante la fiscalía ratificó las amenazas recibidas porque ella decidió acusar a su tío y se solicitó la investigación para saber adónde fue a parar ese manuscrito, que es la base de su denuncia legal.

Para Arancibia, la manera en que fue tratada por la Policía es una forma de revictimizarla. “La víctima no puede estar declarando a cada momento lo que sufrió. No está siendo protegida por los organismos del Estado. Todo lo contrario, se la está dañando. Vamos a solicitar también que no se la convoque a declarar tantas veces”, expresó el letrado.

Marcos Flores fue detenido recién en la tarde del sábado en Rosario de Lerma, por personal policial de civil de la Unidad de Delitos Sexuales (UDS). Una hora después, la víctima recibió en la sala donde está internada una notificación para que se presente este lunes por la mañana a la fiscalía penal 2 de Delitos contra la Integridad Sexual a prestar declaración sobre los hechos que la muchacha relató hace 11 días atrás en la comisaría 14 de esa ciudad.

La abuela, su padre y quizá sus hermanitas, menores de edad, también serán sometidas a pericias psiquiátricas y hasta existe la posibilidad de que pasen por cámara Gesell, frente a la posibilidad de haber sido víctimas del cabo Flores.

En la denuncia la joven víctima hace referencia de esta posibilidad y en esta semana de impunidad y falta de celeridad de la Justicia, se pudo haber realizado una serie de diligencias que hubieran acelerado los tiempos para la detención de Flores y no haber dejado que busque una estrategia legal en la intención de zafar de semejante acusación.

El policía no se fugó. Estuvo siempre en su domicilio. Sabiendo que en cualquier momento por la presión de la opinión pública la policía lo iba a apartar de la fuerza pública y la justicia lo pondría tras las rejas. La Fiscalía Penal 2 deberá actuar en lo inmediato con respuestas que justifiquen su tardía intervención en este caso, que fue denunciado hace 10 dí as.

La policía emitió un parte de prensa donde señala que el cabo fue apartado momentáneamente hasta que se resuelva su situación ante la Justicia. Por su parte, la Organización de Mujeres de Rosario de Lerma realizará una marcha de repudio por este caso este sábado por la tarde.

Fuente: El Tribuno Salta (Por Jaime Barrera)


 

Deja un comentario