India: Al menos 1.150 muertos por la ola de calor en el sureste del país

El fenómeno golpea a los estados de Telangana y Andhra Pradesh. La mayoría de las víctimas mortales en la región se encontraban en la calle durante las horas más calurosas del día y muchos eran jornaleros que murieron deshidratados.

Andhra Pradesh es el estado más afectado por la ola de calor, donde de acuerdo con una portavoz del departamento de Gestión de Desastres de la región, Tulsi Rani, murieron 884 personas, sobre todo en los distritos costeros de Guntur y Visakhaptnam.

Por su parte, Sada Bhargavi, otra portavoz del departamento de Gestión de Desastres de Telangana, el otro estado más afectado, afirmó que son 266 los muertos en la región por causas relacionadas con las altas temperaturas.

La mayoría de las víctimas mortales en la región se encontraban en la calle durante las horas más calurosas del día y muchos eran jornaleros que murieron deshidratados, explicó B.R. Meena, miembro de la sección de Desastres de Telangana.

Las autoridades de esos estados pusieron en marcha campañas para concienciar a la población con el fin de que la gente entienda que debe hidratarse y tratar de quedarse en sus casas en los momentos de mayor intensidad del calor.

Además, el Gobierno de Andhra Pradesh anunció compensaciones de unos 1.500 dólares para las familias de los fallecidos.

El centro meteorológico de Hyderabad, capital compartida de ambos estados, indicó que la ola de calor que afecta la región se debe a la confluencia de un “aire seco” del noroeste y un área de presión atmosférica relativamente baja en el este.

En los estados de Bengala y Odisha la ola de calor también se cobró la vida de al menos 36 personas, según publicó el medio local indio FirstPost.

Durante la última semana se dispararon los termómetros en toda la India, sobre todo en la franja que cruza el país de noroeste a este, donde se registraron temperaturas medias por encima de los 40 grados centígrados.

La inminente llegada de las lluvias del monzón empezará a bajar levemente los termómetros.

Deja un comentario