Investigan a dos agentes del Servicio Secreto por conducir ebrios en la Casa Blanca

La semana pasada, dos empleados de jerarquía chocaron con un auto oficial contra las barreras de seguridad de la residencia presidencial después de beber alcohol en una fiesta, según se supo hoy.

El Servicio Secreto del gobierno de Estados Unidos sigue metiéndose en problemas. Después de un 2014 con escándalos, ahora el Departamento de Seguridad Nacional investiga a dos agentes jerárquicos de ese cuerpo que el pasado 4 de marzo chocaron con un auto oficial contra las barreras de seguridad de la Casa Blanca a altas horas de la noche y después de beber alcohol en una fiesta, dijo un vocero de la agencia.

El vocero Robert Hoback dijo que el nuevo director, Joseph Clancy, fue informado sobre el incidente del 4 de marzo y que él decidió que la investigación del asunto sea liderada por el Departamento de Seguridad Nacional.

Los agentes que presenciaron el incidente quisieron arrestarlos y someterlos a un examen de alcoholemia, pero su supervisor les pidió que los dejaran ir, explicó un ex funcionario del Gobierno al diario The Washington Post, que dio hoy la información en su portada.

El diario identificó a los agentes como Mark Connolly, subjefe del cuerpo de seguridad del presidente Barack Obama , y George Ogilvie, un supervisor jerárquico en la oficina de Washington del servicio.

Los líderes de la Comisión de Supervisión y Reforma del Gobierno de la cámara baja, el republicano Jason Chaffetz de Utah y el demócrata Elijah Cummings de Maryland, dijeron en un comunicado que “el hecho de que agentes jerárquicos participaron en este incidente no solo es vergonzoso sino que manifiesta una evidente falta de juicio en una situación potencialmente peligrosa”.

Este es el hecho más reciente que deja en una situación vergonzosa a la agencia encargada de proteger al presidente.

Obama

Deja un comentario