Jujuy: Demoran definiciones en las réplicas de Lola Mora

Aún no se ha fijado una fecha de reunión para saber qué solución se le dará a los calcos, ya que “no están en condiciones”.

Luego que el Gobierno de la Provincia diera a conocer un informe detallado sobre el estado en que se encuentran las seis esculturas de Lola Mora emplazadas en la capital provincial, y las notables falencias que presentan las réplicas que se elaboraron para reemplazar a las originales, hasta el momento no hay una fecha cierta de reunión entre el Gobierno provincial, el Congreso de la Nación y la empresa a la que se encomendó la tarea, para avanzar en una solución concreta que defina qué sucederá con estos calcos, que -según aseguran- estarían mal hechos.

Las replicas se encuentran a la intemperie hace solo dos años y ya presentan notables signos de deterioro y numerosas fisuras.

Así lo confirmó a El Tribuno de Jujuy la coordinadora de Patrimonio, Valentina Millón, quien advirtió que aún no han sido convocados para avanzar en el tema, “sin embargo seguimos trabajando de manera firme y seria”.

Lamentablemente, cada día que pasa es un día más en el que las obras legadas por la emblemática artista siguen expuestas a las inclemencias climáticas y un sinfín de factores que de a poco las van deteriorando, por lo que su restauración y resguardo en un ambiente adecuado es de suma importancia para su preservación.

Uno de los aspectos fundamentales para su traslado, además de las cuestiones técnicas que estarán a cargo de profesionales y personal idóneo en la materia, una cuestión esencial es contar con las réplicas que ocuparán el lugar de las originales. El problema es que, según un relevamiento realizado, las copias que recibió la Provincia el 19 de octubre de 2015, no se encuentran en condiciones para su utilización ni cuentan con un nivel de terminación que se asemeje a las piezas reales.

Entre los detalles que presentan estas piezas se advirtieron numerosas falencias: se observan fisuras y microfisuras, en los pliegues se evidencia falta de terminación, algunas piezas presentan “parches” que lucen desprolijos, además de que los gestos de los rostros no se asemejan a los originales, entre otros detalles que dan cuenta de un trabajo mal terminado, con un acabado poco trabajado. Todas estos detalles no fueron denunciados oportunamente, y lejos de plantear la situación las piezas fueron muy bien recibidas.

Hoy, después de dos años de estar expuestas al aire libre, ya que fueron depositadas provisoriamente en uno de los patios laterales de Casa de Gobierno, estas réplicas presentan un marcado estado de deterioro, similar al de las piezas originales que llevan más de 100 años a la intemperie. Claramente no son obras que puedan perdurar en el tiempo.

Es por esto que el Gobierno provincial solicitó al Congreso de la Nación una reunión con la empresa a la que se encomendó la elaboración de estas réplicas a fin de hallar una solución, ya sea dándole una mejor terminación a las existentes o bien gestionando la fabricación de nuevas piezas que sirvan de reemplazo de las originales.

Deterioradas. El calco de uno de los leones presenta una notable fisura.

Réplicas para Buenos Aires

Originalmente las esculturas fueron encargadas a Lola Mora para ornamentar el nuevo edificio del Congreso Nacional en 1907, pero en 1922 fueron retiradas y donadas a Jujuy por haber sido blanco de críticas.

La senadora Liliana Fellner presentó en 2012 un proyecto que tenía como fin restaurar el Palacio del Congreso de la Nación y sus anexos en Buenos Aires en el marco del Plan Rector de Intervenciones Edilicias. La propuesta incluía ubicar réplicas de las esculturas de Lola Mora en el Congreso nacional, donde se encontraban originalmente, además de resguardar las obras originales instaladas en Jujuy.

Para esto se realizaron dos juegos de réplicas las cuales fueron elaboradas con una molienda de piedras símil carrara con cementos blancos.

Aparentemente las primeras, que fueron destinadas al palacio del Congreso, recibieron un tratamiento supervisado por profesionales que logró un mejor acabado, cosa que no habría ocurrido con las que recibió Jujuy hace dos años.

 

Por Cecilia Reque


 

Deja un comentario