policia_118

La amenaza terrorista se cuela en el final de la campaña francesa

  • El arresto de dos presuntos yihadistas, que preparaban un atentado contra uno o más candidatos, pone en foco los actos de cierre.
  • Los cuatro principales aspirantes aludieron al incidente, pero continuaron con el proselitismo.

La recta final hacia las cruciales elecciones presidenciales del domingo en Francia se vio alterada ayer por el anuncio del arresto de dos sospechosos en Marsella, presuntamente ligados al Estado Islámico (EI), quienes preparaban un inminente ataque suicida contra uno o más candidatos al Palacio del Elíseo.

La policía informó que detuvo en Marsella a dos “hombres radicalizados” de nacionalidad francesa, quienes estaban planeando el ataque, explicó el ministro del Interior, Matthias Fekl. En Francia la expresión “radicalizado” suele utilizarse en referencia a islamistas o yihadistas.

“Estos dos hombres, radicalizados, nacidos en 1987 y 1993, de nacionalidad francesa, intentaban cometer (…) en los próximos días un atentado en suelo francés”, dijo el ministro a la prensa.

Durante los allanamientos del operativo, los investigadores encontraron tres kilos de Tatp (peróxido de acetona, una sustancia altamente explosiva), varias armas y una bandera del EI, afirmó el fiscal antiterrorismo François Molins, en París. Ese tipo de explosivo es el que se utilizó en los atentados de noviembre de 2015 en la capital gala.

Molins reveló también que uno de los arrestados había intentado enviar un video a los miembros del EI ofreciendo lealtad o hablando sobre un ataque. El video fue interceptado el 12 de abril y en las imágenes se veían armas similares a las que fueron encontradas ayer una bandera del EI y la portada de un diario con la imagen de uno de los candidatos presidenciales. Horas después, trascendió que el periódico tenía una nota al aspirante centroderechista François Fillon. Otras fuentes indicaron que la amenaza también apuntaba al izquierdista Jean Luc Mélenchon y voceros policiales sumaron a la lista de potenciales blancos del terrorismo al “socio-liberal” Emmanuel Macron y la ultraderechista Marine Le Pen, quienes encabezan los sondeos.

Macron, Le Pen, Mélenchon y Fillon, casi en un empate técnico en algunos sondeos, libran en el tramo final de la campaña proselitista una batalla crucial por lograr los votos de una mayoría de indecisos y desencantados.

El actual presidente galo, el socialista François Hollande, elogió el trabajo de los investigadores para evitar el atentado que se preparaba para antes de los comicios. “Se trata de una captura notable”, dijo el mandatario, con niveles de popularidad muy bajos.

Este domingo, para la primera ronda de las presidenciales, el Gobierno desplegará un operativo con más de 50 mil policías, gendarmes y soldados. Lo mismo ocurrirá el 7 de mayo, cuando tenga lugar el balotaje decisivo.

Presente en los discursos

Sin cambiar sus febriles actividades proselitistas de las últimas horas de campaña, algunos de los candidatos hicieron referencia a lo ocurrido ayer en Marsella.

Así, Macron destacó que Francia hace años se encuentra amenazada por el terrorismo y que las elecciones son un momento crítico en ese sentido. Según afirmó, los terroristas quieren “dividir” a los franceses.

“La democracia no puede ceder ante las amenazas y las intimidaciones de los terroristas”, sostuvo por su parte Fillon.

Le Pen, en tanto, aprovechó lo ocurrido para lanzar críticas a lo que denunció como la inacción del Gobierno, que según ella condujo a un “crecimiento exponencial del fundamentalismo islámico en Francia”.

Mélenchon insinuó que sus tres principales rivales eran los potenciales blancos de los dos detenidos de ayer y manifestó su solidaridad para con ellos. “Nunca le haremos el regalo a los criminales de dividirnos frente a ellos. No tenemos miedo”, subrayó.

Mélenchon fue el protagonista más activo de los actos de ayer, al subir a un escenario en el este de Francia y usar seis hologramas que le permitieron estar “presente” al mismo tiempo en actos en otras seis ciudades. Con su intervención presencial en Dijon y simultánea y virtual en Montpellier, Grenoble, Nancy, Nantes, Clermont-Ferrand y Port, en la isla de la Reunión, intentó llegar a unos 30 mil seguidores, con una estrategia que seduce a jóvenes.

Por la presidencia

En carrera hacia el Elíseo.

Emmanuel Macron. ¡En Marcha! Macron se presenta como el candidato del centro y proclama que recogerá lo mejor de la derecha y la izquierda francesas. Apunta a un amplio segmento de votantes, pero en su contra juega su falta de definición.

Marine Le Pen. Frente Nacional. Abanderada de la ultraderecha, tiene un proyecto de ruptura con el sistema, pese a que, como Mélenchon, se presenta a unas presidenciales por segunda vez. Hasta hace poco lideraba todos los sondeos.

François Fillon. Los Republicanos. Líder de la centroderecha, era el favorito para vencer a Le Pen y convertirse en sucesor de Hollande en el Elíseo. Un escándalo de corrupción desinfló su candidatura.

Jean Luc Mélenchon. Francia Insumisa. Arrancó la campaña desde muy atrás, con un planteo más radical que la izquierda tradicional y ahora disputa un lugar en el balotaje. Su campaña y actos incorporaron con éxito nuevas tecnologías.