digitalizacion

La Corte pone en marcha su sistema electrónico

Se aplicará desde septiembre. Las fiscalías dejarán de recibir las notificaciones en formato de papel.La medida tiene por fin avanzar en el proceso de informatización y digitalización de los expedientes judiciales.

La Corte Suprema de Justicia le ordenó a todas las fiscalías del país registrarse en el sistema de notificaciones electrónicas.

Desde septiembre próximo las dependencias deberán recibir todos las comunicaciones judiciales a través de la red informática y no en formato papel, como se hacía hasta el momento.

Así lo confirmó el máximo tribunal de la Argentina en una acordada, tras un pedido realizado por el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal.

La medida alcanza a los fiscales de todas las instancias y jurisdicciones nacionales y federales que aún no estén registrados en este sistema.

La orden fue firmada el pasado martes por los jueces Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda, Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz, que integran la Corte.

De acuerdo con lo que publicó el Centro de Información Judicial (CIJ), la iniciativa “tiene por fin avanzar en el proceso de informatización y digitalización de los expedientes judiciales”.

“Este Tribunal ha procedido a reglamentar distintos aspectos vinculados al uso de tecnologías electrónicas y digitales y, en consecuencia, dispuso su gradual ejecución en el ámbito del Poder Judicial de la Nación a partir de la puesta en marcha de distintos proyectos de informatización y digitalización”, explica la acordada.

Todos los integrantes del Ministerio Público Fiscal que a la fecha no se encuentren registrados en el Sistema Único de Autenticación de Usuarios (SAU) deberán vincularse a esa red antes del primer día hábil del mencionado mes.

“La medida tiene por fin avanzar en el proceso de informatización y digitalización de los expedientes judiciales”, informó el portal Centro de Información Judicial (CIJ), dependiente de la Corte Suprema de Justicia.

En los fundamentos de la acordada, se argumenta que muchos fiscales no están enrolados en el registro electrónico y que eso dificulta la recepción de notificaciones digitales y la interacción con el Sistema de Gestión Judicial, donde se cargan dictámenes y escritos relevantes para la tarea de los agentes.

“Además, en el curso del corriente año, se agregó el trámite de los Expedientes de Reparación Histórica del fuero de la Seguridad Social, que por ser totalmente digitales, requieren la identificación electrónica de todos sus intervinientes”.