La fiscal Fein seguirá al frente de la investigación del caso Nisman

La jueza de instrucción Fabiana Palmaghini rechazó la recusación que había planteado la ex mujer del fiscal fallecido Sandra Arroyo Salgado contra la funcionaria judicial.

En el marco de la causa que investiga la muerte de Alberto Nisman, la jueza de instrucción Fabiana Palmaghini rechazó la recusación que había planteado la magistrada federal de San Isidro Sandra Arroyo Salgado contra la fiscal Viviana Fein. De esta manera, la funcionaria judicial continuará al frente de la investigación por la muerte del ex titular de la UFI-AMIA Alberto Nisman.

Fuentes judiciales informaron que la decisión fue adoptada a última hora de este martes y ya está notificada a todas las partes en el expediente.

Además, la jueza Palmaghini ratificó la realización de la junta médica ordenada por Fein para establecer como murió Nisman, y que había sido suspendida ante un pedido de la querella.

Allegados a la investigación revelaron que la diligencia realizada ayer en la Cámara del Crimen tuvo un comienzo incierto ya que Arroyo Salgado reclamaba que fuese pública, algo a lo que la magistrada Palmaghini no accedió y la ex esposa de Nisman aceptó.

Durante la audiencia, el defensor oficial Germán Carlevaro, quien representa a la querella, explicó que Fein debía ser apartada por la presunta designación irregular del experto en criminalística Enrique Prueger como perito “de parte” por la fiscalía.

La propia Arroyo Salgado, en tono firme, insistió con que Nisman no se suicidó, como habría deslizado informalmente Prueger, sino que se trató de un “magnicidio”, no ocultando su intención de que el expediente por la muerte del fiscal pase al fuero federal.

La réplica de Fein no fue menos firme y enfatizó que toda su labor está encaminada a “conocer la verdad” de lo ocurrido esa noche en el departamento del piso 13 del edificio de Puerto Madero en cuyo baño se halló el cuerpo de Nisman con un balazo en la cabeza.

La fiscal, ahora ratificada por Palmaghini, también explicó que ella “es parte” en el expediente y, por lo tanto, no la alcanza la concepción de imparcialidad que debe regir la conducta de los jueces, aunque insistió que “no descarta” ninguna hipótesis.

Los supuestos “obstáculos” en la pesquisa, que según Fein pondría Arroyo Salgado, también fueron vertidos en la audiencia de ayer y hasta manifestó cierto malestar por los “ataques personales”, lo cual generó que la jueza federal de San Isidro esbozase una tibia disculpa.

Deja un comentario