mourinho

La Fiscalía acusa a Mourinho de defraudar a Hacienda 3,3 millones

La Sección de Delitos Económicos le acusa de crear un entramado para ocultar los beneficios de sus derechos de imagen.

La Fiscalía Provincial de Madrid ha presentado una denuncia contra el exentrenador de fútbol del Real Madrid José Mario Mourinho Dos Santos por dos delitos contra la Hacienda Pública relacionados con  el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) supuestamente cometidos durante los ejercicios 2011 y 2012. En total la cantidad defraudada que se le atribuye asciende a 3.304.670 euros (1.611.537 euros en 2011 y 1.693.133 euros en 2012.

Según la fiscalía, el entrenador se sirvió de una estructura societaria cuya creación no han podido datar, aunque se muestran seguros de que es anterior al 17 de septiembre de 2014, “con el objeto de hacer físicamente opacos los beneficios procedentes de sus derechos de imagen”.
Mourinho firmó el 31 de marzo de 2010 un contrato de trabajo con Real Madrid y trasladó su residencia a Madrid, motivo por el que pasó a tener la condición de residente fiscal en España. Sin embargo, presentó sus declaraciones de los ejercicios 2011 y 2012 sin declarar los ingresos procedentes de la cesión de sus derechos de imagen, algo que la fiscalía considera que hizo “con ánimo de obtener un beneficio ilícito”.

En julio de 2014, Hacienda ya informó a Mourinho que iban a investigar sus declaraciones de IRPF de los ejercicios 2010-2012 y de No Residentes de 2013. Un año después, en julio de 2015, el entrenador portugués firmó un acta de conformidad en la que reconocía la falta de declaración de parte de los derechos de imagen y accedió al abono de una sanción de 1.146.307,83 euros, según detalla la Fiscalía de la Comunidad de Madrid. Sin embargo, Hacienda descubrió después la estructura societaria y ahora le reclama las cantidades del IRPF que debería haber abonado en este periodo.

Según explica la fiscalía, la sociedad Kooper Services S.A. “fue creada por el denunciante con el objeto de ocultar sus derechos de imagen”. Mourinho es titular del 100% de dicha sociedad a través de Kaitaia Trust, con sede en Nueva Zelanda, de la que también es fundador el preparador portugués y beneficiario junto a su esposa e hijos.