La fiscalía acusa al presidente de Brasil de obstrucción a la justicia

Considera que Temer obstaculizó la investigación contra él por una trama de sobornos

El fiscal general brasileño, Rodrigo Janot, ha acusado este viernes al presidente de Brasil, Michel Temer, de intento de obstrucción a la justicia en la investigación de la llamada Operación Lava Jato que indaga el pago de sobornos en la estatal Petrobras.

El presidente de Brasil y el excandidato presidencial Aecio Neves actuaron conjuntamente para impedir el avance del procedimiento a través de medidas legislativas y del control del nombramiento de comisarios de policía que llevaban esas investigaciones, ha señalado el fiscal en un documento hecho público este viernes. “De esta forma, se ve también la posible práctica del delito de obstrucción a la justicia”. Neves fue suspendido este jueves tanto de su mandato en el Senado como de la presidencia del partido de centroderecha PSDB.

El presidente, de 76 años, se vio salpicado directamente por la confesión efectuada ante la justicia por uno de los dueños del gigante cárnico JBS, que colocó al presidente brasileño en el centro de un escándalo de corrupción. El empresario confesó que JBS le paga sobornos a Temer desde 2010, según documentos difundidos este viernes por la Corte Suprema, y grabó una conversación hecha pública esta semana que compromete directamente al jefe de Estado.

De acuerdo con la Fiscalía, la grabación demuestra que Temer dio “aval” al empresario Joesley Batista para comprar el silencio de Eduardo Cunha,expresidente de la Cámara de los Diputados y en prisión por corrupción.

El mandatario, en el poder de manera efectiva desde la destitución de Dilma Rousseff el pasado agosto, ha negado cualquier tipo de acto ilícito y el jueves se dirigió al país para afirmar enérgicamente que no renunciará a su cargo, a pesar de las presiones de la oposición y de algunos sectores de su base.

Deja un comentario