La Generación Dorada cayó con el “Dream Team”

La Selección Argentina de Básquet quedó eliminada de los Juegos Olímpicos, al caer por 105 a 78.

Argentina sufre la jerarquía de Estados Unidos en el duelo de cuartos de final.

Luego de un buen comienzo, el conjunto de Hernández terminó el segundo cuarto perdiendo por dieciséis puntos de diferencia.

Fue 56 a 40 en la primera parte de un encuentro en donde el conjunto norteamericano se lució y pudo haber llegado a sacar treinta puntos de diferencia durante un tramo del encuentro.

El equipo nacional inició el duelo con Facundo Campazzo comandando el ataque y aportándole dinámica al juego. El base aportó rapidez y panorama para intentar doblegar la defensa rival. Convirtió trece puntos y fue el motor que le permitió a la Selección soñar con pelear de igual a igual con el Dream Team.

Pero en el final del primer cuarto, Estados Unidos sacó a relucir todo su potencial. Durant marcó 18 puntos y dio cinco asistencias que marcaron el rumbo para el triunfo parcial. Argentina quedó desacomodada en el armado defensivo y sufrió cada ataque del equipo norteamericano. El primer parcial terminó 25 a 21 para el conjunto conformado por jugadores de la NBA.

 

En el segundo cuarto Argentina volvió a padecer el desorden defensivo y Estados Unidos aprovechó las distracciones para empezar a escalar en el marcador. Una seguidilla de dobles resultó ser un golpe anímico para el conjunto de Hernández.

Ginóbili no pudo aportar su precisión desde la línea de tres y estuvo impreciso en las asistencias.

Poco pudo hacer Nocioni para cambiar el destino de un segundo parcial en el que el Dream Team arrasó. La chicharra marcó el inicio del entretiempo y el marcador indicó que el resultado parcial era 56 a 40.

Las ilusiones argentinas fueron desvaneciéndose con el pasar de los minutos en el tercer cuarto.

El equipo nacional intentó ser prolijo en el inicio pero no le alcanzó para poder sumar. Ginóbili, Nocioni y Brussino multiplicaron las imprecisiones del equipo en los tiros al aro.

La seguidilla de fallas le permitió a Estados Unidos ampliar la diferencia y mantener la tranquilidad.

Kevin Durant quebró con facilidad a la defensa argentina. Con un total de 27 puntos hasta el tercer parcial, tuvo la precisión frente al aro que a la selección de básquet le faltó.

Argentina tuvo el empuje y las ganas de Campazzo pero la falta de puntería de sus lanzadores para ir achicando la ventaja que le había sacado el conjunto norteamericano en los primeros cuartos. El tercer cuarto terminó 87 a 61 y estuvo cargado de imprecisiones de ambos equipos.

Andrés Nocioni: “Este fue mi último partido en la selección. Fue un placer compartirlo con ellos”.

Deja un comentario