La Justicia ordenó levantar el secreto fiscal y bancario de los Moyano en una causa por presunto lavado de dinero

El juez federal de Morón, Néstor Barral, dispuso el levantamiento del secreto fiscal, bursátil y bancario del sindicalista Hugo Moyano, su hijo Pablo, su mujer, Liliana Zulet; y sus hijastros Valeria Salerno y Juan Manuel Noriega Zulet, en el marco de una causa en la que se investiga si cometió el delito de lavado de dinero. La medida según confirmaron fuentes judiciales a Clarín, alcanza además a tres empresas familiares que tienen entre sus principales clientes al sindicato de Camioneros.

 

La medida fue dispuesta el 29 de diciembre y se notificó recientemente a la fiscalía y se libraron las correspondientes notificaciones a los organismos públicos: Banco Central, AFIP y a las entidades involucradas en el expediente.

Ahora, el Banco Central y la AFIP podrán entregarle a la justicia toda la información bancarias, tributaria y fiscal de los integrantes de la familia Moyano. “Lo primero que se busca corroborar son los dichos de la denuncia sobre dos propiedades que se compraron en Parque Leloir y si hay movimientos de dinero tanto en ingresos como egresos que justifiquen o no dicha inversión”, señalaron fuentes de la causa a Clarín.

La decisión judicial trascendió, aunque fue adoptada a fines del año pasado, en medio de las tensiones cruzadas entre el líder camionero y el gobierno de Mauricio Macri, de cara a la marcha del 21 de febrero en la que el actual presidente de Independiente espera movilizar a 300 mil personas.

 


 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*