Paro-Chile-Aduana-camiones-transporte_pesado-Tambo_Quemado_LRZIMA20170530_0021_11

La nevada empeora la situación de los camioneros bolivianos parados en la frontera con Chile

Los trabajadores de la Aduana chilena cumplen hoy ocho días de paro y en el punto fronterizo Chungará-Tambo Quemado, cerca de 1.600 camiones bolivianos de carga pesada aguardan la solución del conflicto para poder llegar hasta el puerto de Arica.

Una persistente nevada cayó desde la madrugada del martes en el paso fronterizo Chungará-Tambo Quemado, lo que agravó la situación de más 1.600 transportistas bolivianos que no logran pasar hacia el puerto de Arica a causa de un paro aduanero en Chile, que este martes cumple una semana.

El principal paso carretero entre Bolivia y Chile está ubicado a 4.680 metros sobre el nivel del mar (msnm) y durante la madrugada de ayer se registraron temperaturas bajo cero, lo que se suma a la escasez de alimentos que hay en la zona y la falta de acceso a servicios básicos.

Son kilómetros de carretera, ahora llena de nieve, que se encuentran llenos de camiones de alto tonelaje que no pueden llegar a sus destinos, donde los choferes deben soportar temperaturas extremas.

 Foto: Germán Márquez

Justamente los choferes del transporte internacional que se encuentran parados en la carretera enviaron una serie de fotografías y videos en los que se advierte la magnitud del fenómeno climático y cómo el manto blanco cubrió a los motorizados y a la carretera.

La salud de los conductores, afectados por afecciones respiratorias y problemas de hipertensión, es uno de los problemas que se acentúa.

 

  • Largas filas de camiones en la frontera con Chile. Foto: Asociación de Transporte Internacional (Asociatrin)

El Gobierno boliviano, a través de Viceministerio de Defensa Civil, entregó raciones de alimentos y agua a los choferes que se encuentran parados en Tambo Quemado y también en el punto fronterizo de Pisiga-Colchane.

El viceministro del área, Óscar Cabrera, afirmó que las dotaciones continuarán en tanto dure el conflicto en el vecino país y lamentó las condiciones “infrahumanas” a la que están siendo sometidos los compatriotas.