La Policía Federal brasileña desarticula una red de corrupción en otra importante empresa estatal

Se sospecha del desvío de 31 millones de dólares de la Caixa Económica Federal.

La policía brasileña ha desarticulado este martes una red de corrupción acusada de haber desviado el equivalente a 31,2 millones de dólares de la Caixa Económica Federal, el segundo mayor banco público de Brasil, según han informado fuentes oficiales.

Los miembros de la banda están acusados de promover fraudes con créditos para la adquisición de viviendas que la Caixa Económica Federal desembolsaba pese a que carecían de garantías o eran para la compra de inmuebles inexistentes o por un valor en 1.000 % superior al real, ha informado la Policía Federal brasileña en un comunicado.

La operación para desmontar la red de corrupción enquistada en la Caixa Económica Federal, una de las más importantes empresas estatales de Brasil, se produce en momentos en que la Policía, la Fiscalía y el Congreso investigan un gigantesco escándalo por desvíos de dinero en la petrolera Petrobras, la mayor empresa del país y también pública.

El caso de corrupción de Petrobras es investigado desde hace un año y ya han sido condenadas once personas y son juzgadas otras 82, mientras la Corte Suprema ha autorizado investigar a 50 políticos con fuero especial, entre ellos 35 parlamentarios de los que se sospecha que se beneficiaron de los millonarios desvíos.

La indignación con la corrupción en Petrobras es considerada el principal motivo de las protestas antigubernamentales que movilizaron a cerca de dos millones de brasileños el domingo en diferentes ciudades. La Policía Federal asegura haber movilizado este lunes a 133 agentes en Sao Paulo, Minas Gerais y Río de Janeiro, los tres mayores estados de Brasil, para desmontar la organización acusada de los desvíos de fondos de la Caixa Económica Federal.

Órdenes de traslado obligatorio

El juez responsable de la investigación ha emitido 34 órdenes de traslado obligatorio para que los acusados sean llevados a comisarías e interrogados, así como 10 mandatos de separación de funciones de empleados públicos. Los responsables de la operación también han cumplido 20 órdenes de decomiso de vehículos y 31 mandatos de registro y bloqueo de cuentas corrientes.

Según la Policía Federal, con la complicidad de gerentes y empleados de la Caixa Económica Federal y con documentos falsos, la banda conseguía obtener en tiempo récord préstamos por hasta por valor de un millón de reales (312.500 dólares) para adquirir viviendas que costaban menos de la décima parte o no existían.

Los fraudes estaban concentrados en tres agencias del banco público y facilitaban los préstamos para viviendas en un área turística del estado de Río de Janeiro conocida como Región de los Lagos. Los involucrados en la organización pueden ser acusados de los delitos de asociación para delinquir, falsificación de documentación pública, fraude, corrupción activa, corrupción pasiva y lavado de dinero.

Este lunes, la presidenta Dilma Rousseff señaló que esta misma semana presentará al país un nuevo conjunto de medidas para reforzar el combate a la corrupción. Durante el domingo, la presidenta fue blanco de protestas que congregaron a más de un millón de personas en decenas de ciudades del país para protestar por la corrupción y el escándalo Petrobras.

Brasil corrupción

Deja un comentario