superliga-argentina-2513579w620

La Superliga y la TV: se aprobará un calendario semestral para apostar por la previsibilidad

Este jueves la AFA le dará forma a una grilla de partidos de doce fechas con días y horarios; lo mismo sucederá en diciembre con la recta final del torneo; habrá partidos los domingos a las 11.

Luego de la presentación en sociedad de la Superliga y las nuevas señales Fox yTurner , flamantes socias en los derechos de televisación del fútbol argentino, laAFA avanzará este jueves en la aprobación de un calendario que incluirá las doce primeras fechas con días, horarios y señal que transmitirá el encuentro.

Luego de un fixture que sufrió varias modificaciones, la AFA y Superliga buscarán aprobar un cronograma definitivo que permita darle previsibilidad a los encuentros que cada equipo disputará hasta el receso de diciembre.

El titular de la AFA, Claudio Tapia, y el presidente de la Superliga, Mariano Elizondo , llegaron a este último boceto de partidos luego de las respectivas reuniones con las dos empresas televisivas y los organismos de seguridad.

“En cualquier torneo serio del mundo, los hinchas de un equipo saben qué día va a jugar su equipo para poder organizarse. Hacia ese esquema apuntamos con la Superliga”, le confiaron a LA NACION un directivo de una de las empresas dueñas de los derechos.

“Es fundamental lograr este calendario porque es un síntoma de crecimiento y seriedad. Si bien el fútbol argentino tiene un complejo entramado vamos a conseguir dar este paso con la colaboración de todos los actores involucrados”, afirmaron desde la otra poseedora de los derechos de TV.

El cronograma contempla que cada partido tendrá su horario y no habrá superposición y la novedad será la inclusión de un horario de domingo a las 11 en el que irán rotando todos los equipos y que está pensado para los horarios de los mercados europeo y asiático.

A partir de septiembre comenzarán las reuniones para diagramar el segundo semestre del torneo en 2018, que deberá estar listo antes del receso, para que los equipos y sus hinchas tengan la misma previsibilidad.