descarga (26)

Las amenazas del Estado Islámico a España y Trump

El Estado Islámico (EI) elogió este miércoles a los autores de los recientes atentados en Cataluña y amenazó a España con más ataques si no se retira de la coalición internacional que lo combate en Siria e Irak, mientras varios países europeos investigan el paso de los atacantes por su territorio en los días previos a la matanza. Asimismo, un niño de 10 años le envió un mensaje al mandatario de EEUU Donald Trump: “La batalla no terminará en Raqqa o en Mosul; terminará en tu tierra”.

En el video, titulado “La conquista de Barcelona” y difundido en la red de mensajería Telegram, la organización islamista, que reivindicó los ataques en Cataluña, advirtió de que si España no se retira de esa alianza liderada por Estados Unidos y “deja de hacer la guerra, nunca los vamos a dejar tranquilos”.

En el video se elogió además a los “hermanos” que atentaron en Barcelona y en la cercana ciudad de Cambrils el jueves pasado y se mostraron fotografías de Younes Abouyaaqoub, autor del atropello masivo de Barcelona, quien fue muerto hace dos días por la policía catalana.

Por primera vez en un video del EI, que se formó con combatientes llegados de todo el mundo, dos yihadistas hablan español en las imágenes difundidas esta jornada, en las que piden “a Alá que acepte a nuestros hermanos que han llevado a cabo la conquista de Barcelona”. 

En la grabación difundida hoy aparecen dos islamistas armados hablando en español, aunque uno de ellos apenas comprensible, en el que alaban a los autores de los atentados en Cataluña.

“La guerra contra nosotros continúa hasta el día del juicio”, aseguró uno de los yihadistas, que vestía con uniforme militar y a cara descubierta, mientras que el otro lleva un pasamontañas.

Este individuo agregó que, “si no se puede hacer la emigración al Estado Islámico, la yihad (guerra santa) no tiene fronteras. Hagan la yihad donde estén, si Dios quiere, Alá estará complacido por ustedes”.

En línea con la doctrina del EI, el extremista prometió que España volverá a ser musulmana, como lo fue durante 800 años y bajo el nombre de Al Andalus, hasta la reconquista de todo el territorio peninsular por los Reyes Católicos, a fines del siglo XV.

“Españoles, se olvidan de la sangre derramada de los musulmanes en la inquisición española. Vengaremos esa matanza (..) que se está haciendo ahora actual contra el Estado Islámico”, pues “con el permiso de Alá, Al Andalus volverá a ser lo que fue, la tierra del califato”, afirma este terrorista al final de la cinta.

En el video, de casi tres minutos, hay numerosas imágenes del rey de España y el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, entre otros, durante el homenaje a las víctimas de los atentados.

Asimismo, en otro video difundido por la milicia yihadista, un niño de apenas 10 años amenazó al mandatario de EEUU Donald Trump. “Mi mensaje a Trump, el títere de los judíos”, comienza la grabación.

“Alá nos prometió la victoria y tu derrota”, continúa. “Esta batalla no terminará en Raqqa o en Mosul. Terminará en tus tierra. Así que prepárense porque la pelea acaba de empezar”, concluye.

Al menos 15 personas murieron y más de 120 resultaron heridos en los atentados de Cataluña, cometidos por una célula de unas 12 personas, con horas de diferencia entre sí y con autos que arrollaron a civiles sobre paseos peatonales.

Trece de las víctimas murieron atropelladas en La Rambla de Barcelona por Abouyaaqoub, quien luego, en su huida, secuestró un auto y mató a puñaladas a su propietario. Otra persona murió en el ataque en Cambrils.

Ocho de los integrantes de la célula murieron abatidos por la policía -cinco en Cambrils poco después del ataque, más Abouyaaqoub- o en la explosión accidental de una vivienda donde preparaban explosivos.

Otros cuatro sospechosos están detenidos, y ayer fueron interrogados por un juez que dictó prisión preventiva para dos, liberó de manera provisional a un tercero y prolongó por 72 horas la detención en sede judicial del cuarto hasta que se aclare su situación.

Los presuntos miembros de la célula tenían entre 17 y 24 años y eran todos marroquíes a excepción de un español nacido en Melilla, en el norte de África. Los muertos fueron en su mayoría extranjeros, de 34 nacionalidades distintas, incluyendo a una argentina con nacionalidad española.

Las conexiones internacionales de la célula que atentó en España también están bajo escrutinio a medida que investigadores rastrean los pasos de sus integrantes por FranciaBélgica y hasta Suiza.

El imán, Abdelbaki Es Satty, despertó recelos y fue expulsado de la mezquita local por la propia comunidad musulmana, y luego se fue de la ciudad, agregó el alcalde, Hans Bonte.