Las comunidades indígenas del noroeste de Orán están aisladas

El desborde del río Blanco, en el noroeste de Orán, dejó aisladas las comunidades de San Andrés, Naranjo, Río Blanquito y Angosto de Paraní y la localidad de Islas de Cañas. También quedaron  inundadas unas 10 mil hectáreas de plantaciones de hortalizas, cañas de azúcar y un club de campo a la vera de la ruta nacional 50.

“No va a ser fácil arreglar esto”, manifestó  el dirigente de la comunidad aborigen de Angosto de Paraní.

Las posibilidades de que las poblaciones afectadas puedan llegar a la ciudad de Orán por los caminos alternativos de la finca Abra Grande se ven dificultades hoy porque estos también están anegados. Con muchas dificultades se puede realizar esta travesía en tractores o vehículos de alta gama.

Desde que la inundación afectó la estructura de una escuela, hace más de dos semanas, en las comunidades aborígenes no hay clases. También preocupa que los centros de salud se queden sin medicamentos.

rio blanco

Deja un comentario