Liberaron al empresario que fue secuestrado en Buenos Aires

Por el pedían U$S 2 millones. Estuvo ocho días encapuchado, dentro de un ataúd. Se habría pagado una suma aún no determinada que fue arrojada en un bolso, desde un tren.

El empresario que había sido secuestrado hace ocho días en la localidad bonaerense de El Palomar, partido de Morón, fue liberado ileso esta madrugada cerca de una remisería de Almirante Brown. Trascendió que la víctima pasó gran parte de su cautiverio encapuchado y dentro de un ataúd.

Fuentes ligadas a las investigaciones indicaron que los secuestradores, tras capturar a la víctima, se comunicaron con su familia y le exigieron el pago de un rescate de U$S 2 millones, cifra que fueron variando con el paso de los días, informó el diario La Nación.

La víctima, identificada como Daniel Rebagliatti, de 53 años, es hijo de Jorge Luis Rebagliatti, dueño de la empresa Cintra, dedicada a la seguridad ambiental y actualmente a cargo de la extracción de residuos del el espejo de agua del Riachuelo.

La liberación se produjo cerca de las 3.10 y según se pudo saber, la familia pagó una suma de dinero indeterminada, tras arrojar un bolso con plata por la ventanilla del tren, en un paso a nivel a la altura la localidad de Caseros y El Palomar.

“Estaba obnubilado”

“Apareció a tres cuadras de la agencia donde soy telefonista. Llegó a las 3.10 a la agencia”, contó la empleada de una remisería, de nombre Teresa, a la que se dirigió esta madrugada el hombre para pedir ayuda.

La mujer dijo que los secuestradores “le sacaron la capucha que tenía y empezó a caminar, dice que no veía nada, que estaba obnubilado, ya que en todo momento estuvo encapuchado. Dice que lo trataron bien, aunque estaba muy nervioso”, expresó.

Agregó que inmediatamente se comunicó con la familia y después llamó el comisario de Tres de Febrero y a la media hora se presentaron cuatro patrulleros. De acuerdo al relato de la víctima, lo interceptaron en la camioneta que se movilizaba, lo despojaron de las cosas que tenía y lo encapucharon. “Le hice un café porque estaba muerto de frío”, apuntó la mujer.

Según las fuentes, las negociaciones entre los secuestradores y la familia de la víctima las llevó adelante su hermano, quien esta mañana concurrió a la remisería. La Policía destacó que la banda que secuestró al empresario es de gran infraestructura y capacidad operativa ya que pudo mantener a la víctima varios días oculta.

El caso es investigado por el fiscal Paul Starc, de la fiscalía especial de Tres de Febrero, y personal de la DDI de San Martín.

Deja un comentario