nutricion

Los comedores escolares reciben $5 a $34 por ración, un 40% más que en 2016

Más de 800 instituciones educativas sirven el desayuno, almuerzo o merienda.Unos 162.250 estudiantes, fundamentalmente del interior provincial, comen en la escuela.

Cerca del 40% de los niños y adolescentes de Salta reciben alguna de las comidas en la escuela. Para este año los fondos que la Provincia destina a los comedores se incrementará por encima del 40%. Sin embargo, los montos por ración oscilan entre los $5 y los $34, lo que se debe gastar exclusivamente en el abastecimiento de alimentos.

La mayor parte de las escuelas recibe fondos para darles desayuno, merienda o almuerzo a sus estudiantes. Se estima que, de esta manera, los chicos llegan a cubrir al menos un 15% de sus requerimientos calóricos diarios.

Los comedores que se sostienen con aportes del Gobierno abarcan un total de 162.250 alumnos, principalmente de los municipios del interior.

El total de estudiantes en los establecimientos de gestión estatal, sumando los niveles primario y secundario, ronda los 400 mil. Es decir, menos de la mitad de la matrícula completa está cubierta actualmente por los comedores.

Adriana Dimarco, coordinadora del Plan Provincial de Nutrición Escolar dependiente del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología, planteó ejemplos concretos para dimensionar el aumento presupuestario de este año.

“Una escuela que tiene desayuno o merienda, sobre todo las instituciones de las grandes zonas urbanas, con 1.040 alumnos cobraba 76.500 pesos mensuales. Este año cobrará 104.100 pesos”, ejemplificó.

La funcionaria agregó que una institución con 788 estudiantes que provee almuerzo, el año pasado recibía 170.400 pesos mensuales y a partir de este año cobrará 228.500.

Los incrementos en las partidas se calculan tomando como referencia los balances presentados por las instituciones educativas a diciembre del año pasado.

Modalidades

Los comedores escolares están en pleno funcionamiento desde el inicio del ciclo lectivo, según informaron desde el Gobierno de la Provincia a este medio.

Los comedores escolares de la provincia, concentrados fundamentalmente en el interior, comenzaron a trabajar desde los primeros días de marzo.

Según señaló a El Tribuno Adriana Dimarco, la provisión de una cuota de alimentos está cubierta en todas las instituciones educativas que, sumando todos los niveles, rondan las 1.600 en total. En 856 escuelas funcionan comedores de gestión provincial.

“En la Provincia hemos venido trabajando para que todas las instituciones garanticen un aporte nutricional a los chicos, más significativo cuanto más tiempo pasan los alumnos en las aulas”, dijo la funcionaria, quien forma parte del área desde hace una treintena de años. No todos los comedores funcionan de la misma manera. Los rige un criterio básico: cuanto más horas pasa un estudiante en la escuela, más porcentaje calórico debe recibir.

Los niños que menos horas pasan en las aulas toman un refrigerio, que implica una sola ingesta de desayuno o merienda.

Otros tienen el almuerzo incluido en la jornada escolar. Para los que estudian en jornada completa, se prepara un refrigerio y una comida principal.

Los alumnos que cursan en escuelas albergue, que funcionan principalmente en parajes alejados, tienen cubiertas las cuatro comidas diarias.

En algunas escuelas con albergue los chicos viven de lunes a viernes y se van los fines de semana a sus casas. En otras, los alumnos son de zonas más aisladas y se van a vivir con sus familias solo en las vacaciones o en ocasiones especiales.

Las escuelas albergue son minoría y se encuentran principalmente en el interior provincial, en zonas agrestes.

Con los aumentos pautados para este año los costos por ración para la modalidad refrigerio son de 5 pesos por día por estudiante, con un 42,86% de suba.

Para la modalidad almuerzo son 14,50 pesos, lo que implica un 40,78% de incremento. La jornada completa, con desayuno y almuerzo, tiene un presupuesto de 19,50 pesos por niño, un 41,30% más. Y en la modalidad albergue, el monto es de 34 pesos, con una suba del 41,30%.

Alcances

El Plan de Nutrición Escolar no abarca al total de escuelas de Salta, y principalmente se desarrolla en los municipios del interior.

En las comunas con mayores zonas periurbanas y campesinas, donde hay escuelas rurales o de aglomerados poco numerosos, no hay otra forma de solventar los comedores que no sea mediante la iniciativa provincial del Ministerio de Educación.

En cambio, cuando las escuelas están en ciudades más grandes y hay organizaciones sólidas de cooperadoras de padres, los comedores se sostienen con aportes provenientes de esas otras fuentes de ingresos. En la capital se suma la Copa de Leche, que es provista por la gestión municipal y que cumple con los mismos requerimientos calóricos que aporta el refrigerio del plan provincial.

Conformes

Uno de los pocos establecimientos educativos de la capital que funciona como albergue es el Hogar Escuela Carmen Puch de Guemes, en el que los niños permanecen de lunes a viernes. En ese caso -siempre tomando en cuenta el criterio que relaciona aporte calórico con cantidad de horas que permanecen los alumnos en el aula-, la responsabilidad por la alimentación de los estudiantes es de la institución.

Distintos sectores gremiales del ámbito docente le confiaron a este medio que los trabajadores y las instalaciones propias no dan abasto. Esas fuentes dijeron que, debido a ello, las autoridades del establecimiento optaron por contratar un servicio privado de catering, que sería imposible de pagar solamente con los fondos que el Plan de Nutrición Escolar aporta.

El Tribuno llegó hasta la institución para consultar sobre la veracidad de tal versión; sin embargo, las autoridades prefirieron no informar de qué manera se maneja el comedor escolar más grande de la capital. Los docentes argumentaron que la única facultada para tener diálogo con los medios de comunicación es la directora, quien no estaba presente en ese momento.

En diálogo con los padres de los alumnos que concurren a la institución, se corroboró que no están al tanto sobre la manera en se maneja la provisión de refrigerios y comidas. Sin embargo, todos los consultados coincidieron en que están conformes con las raciones que reciben los chicos.

Fuente: El Tribuno Salta (Por Franco Hessling)

Los quioscos saludables llegarán al interior

Las escuelas con negocios que ofrecen opciones nutritivas son de la capital.

Además de los comedores escolares, la política nutricional en el ámbito educativo que impulsa la Provincia se orienta a otros dos aspectos: quioscos saludables y celiaquía.

Los quioscos saludables se vienen implementando solamente en la capital. Se han dado articulaciones tanto con los establecimientos como con el municipio para que la aplicación y control de los mismos sea efectiva.

Mediante los quioscos saludables se busca erradicar algunos consumos nocivos que generan malos hábitos alimenticios en los chicos. El objetivo es orientarlos para elegir los mejores alimentos.

Se trabaja con los propietarios de los almacenes para que ciertas infusiones y alimentos sean el reemplazo de los que actualmente ofrecen. Las bebidas gaseosas, las golosinas y las harinas son los productos que los niños deberían consumir menos.

“Los quioscos los estamos implementando para fomentar una mejor alimentación, para despertar el gusto de los chicos por comidas más sanas, lo que redunda en una mejor calidad de vida”, remarcó Adriana Dimarco, la titular del Plan Nutricional Escolar. Esta iniciativa se inició hace dos años y hasta el momento se aplicó en 64 escuelas, todas de la capital.

La funcionaria adelantó que este año promoverán convenios con municipios del interior para que el proyecto se haga extensivo a otras jurisdicciones. Consideró que, tras los primeros ciclos de experiencia en las escuelas capitalinas, se está en condiciones de proponer una llegada a varios municipios. Tras dos años de centrarse solo en el distrito más cuantioso, este año los quioscos saludables llegarían a varias localidades más.

Celiaquía

La otra línea importante, además de los comedores escolares y los quioscos saludables, es la de los trabajos para la integración de personas con celiaquía. “Se trabaja de tal manera que sus dificultades sean lo menos traumáticas posible en su paso escolar, pero también en su vida en general”, subrayó la funcionaria especialista en el área desde hace una treintena de años.

Para el abordaje particular, se articulan acciones con dependencias específicas de los ministerios de Salud, tanto de la Nación como de la Provincia. Una de las acciones permanentes tiene que ver con la provisión de información sobre este tipo de intolerancia. “Difundimos la guía para escuelas sobre el abordaje alimentario para niños celíacos”, afirmó.

La lista de alimentos para personas que padecen tal cuadro varía cada determinados períodos de tiempo, ya que se estudian nuevas producciones y variaciones en las composiciones de las ya existentes.

La idea es que esos cambios vayan siendo informados en las instituciones escolares, como el objetivo de que todos conozcan los alimentos aptos y no aptos para celíacos. “Es una manera de trabajar para la integración”, consideró Adriana Dimarco.

copita