Foto crédito: Infobae
Foto crédito: Infobae

Los líderes del mundo condenaron la prueba nuclear de Kim Jong-un

Los gobiernos de Corea del Sur, Japón, Francia, China y Rusia rechazaron con fuerza el último ensayo norcoreano, aunque el Kremlin pidió “mantener la calma”. Las potencias piden una reacción “rápida y efectiva” a a la ONU y la Unión Europea.

Este ensayo “es un acto extremadamente lamentable” y constituye un “total desprecio por las exigencias reiteradas de la comunidad internacional”, declaró Yukiya Amano, jefe de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), en un comunicado.

En tanto el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, pidió “todas las medidas diplomáticas y sobre todo sanciones en el Consejo de Seguridad de la ONU para aislar completamente a Corea del Norte“, según expresó el asesor del gobierno Chung Eui-Yong tras una reunión de urgencia del consejo de seguridad nacional.