Los puntajes de River en el empate contra Unión: Nacho Fernández fue el mejor y Luciano Lollo, el más flojo

El equipo del Muñeco no tuvo una buena actuación en el regreso del fútbol argentino.

Augusto Batalla (6): uno de los puntos más altos del equipo. Se mostró firme ante los embates de Unión, descolgando y despejando pelotas difíciles. Además, resolvió bien varios errores defensivos, con pelotas que quedaron cortas cuando se jugaron hacia atrás.

Luciano Lollo (4): no fue un buen debut. Jugó como primer marcador central y a pesar de no tener problemas graves en la marca hombre a hombre, sufrió demasiado la salida, con errores e imprecisiones con la pelota. Se notó la falta de ritmo tras casi diez meses sin jugar.

Lucas Martínez Quarta (5): cada vez más afianzado en la zaga, el juvenil tuvo un correcto partido y mostró pocas falencias a la hora de marcar. Por momentos, apresurado para jugar el balón.

Joaquín Arzura (4): uno de sus partidos más flojos en River. No logró ubicarse nunca en el terreno de juego, se mostró impreciso a la hora de distribuir y llegó tarde en reiteradas ocasiones para marcar y recibir. Siendo el único volante central, el equipo sufrió su rendimiento y Unión lo aprovechó.

Carlos Auzqui (5): con más intención y voluntad que fútbol, mostró predisposición a la hora de hacer la banda e intentar darle recorrido al equipo. Se proyectó seguido, aunque nunca contó con la serenidad para resolver correctamente.

Sebastián Driussi (4): en una posición extraña para él, se sintió incómodo. Nunca encontró su lugar, flotando en el ataque detrás de Mora, y no intervino demasiado en el juego. Tuvo una chance con un cabezazo que le tapó el arquero y un remate desde lejos.

Gonzalo Martínez (6): el único jugador que desequilibró en velocidad y logró sacarse de encima una o dos marcas en una misma jugada. Envió tres centros más que interesantes que generaron peligro: dos cabezazos de Mora y uno de Driussi, ambos fallidos, que podrían haber sido el 1-0. Todavía le cuesta la decisión en la puntada final y desprenderse antes la pelota.

Rodrigo Mora (5): sufrió la poca elaboración de juego asociado del equipo y quedó muy alejado de la mayoría de las jugadas. Trabajo laborioso para presionar y buscar capturar rebotes. No tuvo situaciones demasiado claras, pero pudo convertir con un cabezazo de espaldas, aunque falló otro más sencillo.

Ingresaron

Lucas Alario (5): jugó poco menos de media hora y se mostró participativo, retrocediendo para pivotear y descargar el balón. Buscó asociarse con Driussi y Fernández, aunque les costó. No tuvo opciones de gol.

Iván Alonso y Ariel Rojas no tuvieron puntuación por su escaso tiempo en el terreno de juego.

Fuente: Deportes La Nación


 

Deja un comentario