rastrillaje por maldonado

Caso Maldonado: 300 agentes a rastrillar territorio sagrado mapuche

El Gobierno cambió su estrategia en la búsqueda de Santiago Maldonado y quiere resolver el caso cuanto antes. El secretario de Derechos Humanos viajará a la zona del conflicto.

La orden de Mauricio Macri fue buscar a Santiago Maldonado donde sea necesario. Por eso, un grupo de 300 agentes desembarcarán en el llamado “territorio sagrado” mapuche, en el área de Cushamen.

El Gobierno dispuso que la Prefectura, drones y radares rastrillen la zona para dar con el artesano desaparecido hace 35 días. A eso se sumará la presencia del secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj, quien viajará a la zona.

El Gobierno decidió redoblar sus esfuerzos para resolver el caso cuanto antes. El propio Macri cambió su actitud y en las últimas horas habló dos veces del caso. En la primera dijo que está preocupado y que no descarta ninguna hipótesis. A la investigación que lleva adelante el juez federal Guido Otranto, con efectivos de la Policía Federal, ahora la Casa Rosada decidió sumar más efectivos de esa fuerza y también se sumará Prefectura Naval, drones y radares, según consigna TN.

La idea es rastrillar todas las zonas por donde pudo haber pasado Maldonado. Según trascendió, no estaba en los planes del juez rastrillar esa zona. El Ministerio de Seguridad se escudará en el Sistema Federal de Búsqueda para ingresar en el territorio ocupado mapuche sorteando la necesidad de una orden de un juez federal para avanzar.

El “territorio sagrado” de los mapuches resulta clave porque en los rastrillajes de Gendarmería para encontrar a Santiago Maldonado los perros detectaron el mismo olor de su ropa pasando el río. Pero en ese momento los mapuches no dejaron que los efectivos avanzaran con el operativo.

La idea del Gobierno es primero rastrillar el sector de Cushamen y en una segunda etapa cruzar el río Chubut hacia el “territorio sagrado”. El Gobierno busca descartar que los mapuches tengan escondido a Santiago Maldonado. La otra hipótesis es que lo tenga Gendarmería. Ayer, un testigo declaró ante la Justicia que vio con binoculares cómo Gendarmería lo cargó a una camioneta el pasado 1 de agosto.