poino

Marcelo Polino: “La vida me dio mucho y quiero adoptar un niño para poder ayudarlo”

El prestigioso periodista se confiesa y habla de su deseo de ser papá, la realidad argentina y su carrera.

Es incisivo, polémico, multifacético y no tiene pudor en decir lo que piensa. Ya sea como jurado de programa más popular de la televisión argentina o como periodista, Marcelo Polino no se calla nada.

Esta semana además de ser noticia por haber arrancado una nueva temporada de Bailando por un sueño, volvió a referirse sobre un tema en el que pone buenos deseos pero con el que no está obsesionado: ser papá. “A mi no me desespera y creo mucho en la energía del universo y que las cosas se dan, cuando se tienen que dar. Vendrá cuando tenga que venir. Yo trabajo en muchos lugares y tengo contacto con niños todo el tiempo y por ahí, en eso uno canaliza sus ganas de ayudar”.

“Yo vengo de muy abajo y he recibido mucho en la vida. Mi intención es ayudar a un niño. Poder darle educación, salud. Mi pedido de adopción no es para un bebé, es para un niño en edad preescolar, para acompañarlo en su educación” explica Marcelo Polino en una entrevista exclusiva con DiarioVeloz.

Creativo y detallista, Marcelo cuenta que sus particular vestuario lo elige el mismo y hasta tiene su propio sastre. Claramente ambos entienden qué es el glamour.

Su calidez y simpatía a la hora de la charla, hacen que la conversación fluya y salga alguna risa inesperada.

Así como en la radio llama a la  reflexión con alguna pregunta y en la tv genera polémica, dice “soy como me ven. Soy una persona transparente. Frontal. Eso es bueno y malo a la vez. A veces hay que caretear pero no es mi estilo. Y mal no me va. Soy esto”, explica con un tono firme pero sin culpas. Y está bien, genera empatía. Además se reconoce como “un laburante”. “Tengo capacidad de trabajo”, agrega.

Marcelo, ¿creés que hay más mediáticos en lo últimos años?

No, yo creo que ahora no. Antes, en la época que yo hacía Zap había más mediáticos que ahora, pero lo que está pasando ahora es que el mercado se achicó. Entonces ocurre esto de “hago lo que sea para estar en el medio” y eso potencia a los personajes a hablar y más cuando tienen talento artístico les sirve un escándalo, un romance, una pelea.

¿Qué pensás de la actualidad argentina?

Me parece que la Argentina necesita un cambio ya. Se necesitan cambios urgentes pero yo estoy observando pacientemente.

¿Y creés que es posible o que estamos aferrados a una ilusión?

Espero que el cambio ocurra porque la plata no alcanza, la clase media baja está esperando ya ése cambio. Necesita que ocurra rápidamente pero en un año y medio no se puede cambiar un país. Hay gente que putea, putea, putea. Yo estoy expectante. Pasó un año y medio, hay qué ver pasa.

Igual creo que ya que no afanen, que no te enterás todo el tiempo que están robando, me parece positivo. Me parece que está bueno que haya transparencia. Que cuando hay uno medio sospechoso de algo, lo apartan.

¿Qué opinión te merece la famosa “grieta”?

Creo que está más fomentada desde los medios que de la realidad. Yo no se si la gente que va al mercado está tanto con la grieta. Y tiene que ver también con las líneas editoriales de los medios.

¿Que pensás sobre la paternidad de Marley?

Me parece que traer vida y dar amor es válido de cualquier forma. Me encanta que haya estado con ese proyecto y que lo haya podido concretar. Flavio (Mendoza) que es amigo mío, también está con el tema de gestación prácticamente, así que me encanta, todo me parece válido si se trata de dar amor.  

Y agrega que, aunque su caso es distinto, “hablo con muchos matrimonios que están podridos de la espera. El que tiene el recurso para poder alquilar un vientre, es una sensación más rápida, más viable porque es terrible tener que esperar.

Si hablamos de famosos, Luisa Albinoni, tardó casi nueve años en poder adoptar. Los chicos tienen que tener padres jóvenes, para poder acompañarlos en sus actividades. Porque ya cuando sos grande es más complicado. Igual yo hace tres años que estoy en el tema, así que soy nuevo prácticamente en comparación con gente que hace diez que está esperando.

¿Qué se siente ser uno de los jurados más importantes del programa más popular de la televisión como es Showmatch?

Y a mí me gusta, yo hace once años que trabajo en Ideas del sur, soy el único que participó en todos los realitys que hicieron. Yo me siento súper cómodo, me rio, me divierto, la paso bien.

¿Qué pasó con la Tigresa del Oriente?

La tigresa es un personaje muy bizarro y mediático que a la hora de bailar ¡fue un desastre! Yo pensé que como ella es cantante, iba a tener oído musical aunque no bailara bien. Porque por lo general quienes cantan aunque no bailen bien, van a tiempo en la pista. Pero no tenia de donde agarrarme para calificarla.

Pero creo que es un personaje que va a perdurar en el programa, que si va al teléfono la gente la va a apoyar. Cuando ves las redes, tiene miles de fanáticos…

Marcelo, sos reconocido y exitoso ¿qué te queda pendiente en tu profesión?

Creo que nada. Hace más de 20 años que hago televisión, 20 que hago radio, hago gráfica, hice teatro, ¡hasta estuve en una película! Aunque no soy muy de planear. Yo voy haciendo lo que sale, creo que no me queda nada por hacer. Tampoco puedo hacer tantas cosas porque no me alcanza el tiempo. Tengo mucho trabajo.

Posiblemente, podamos ver a Marcelo en el teatro Maipo entre julio y agosto, ya que tiene proyectos de volver a las tablas de la mano de Lino Patalano, con una creación que seguramente sorprenderá gratamente, para no perder la costumbre.