Más de 95 mil jóvenes estudian carreras superiores en la provincia

En los terciarios públicos y privados cursan más de 41 mil. En las universidades, casi 54 mil. De los que eligen los planes de formación más cortos, la mayoría asiste a instituciones estatales.

Más de 95.800 jóvenes se preparan para el futuro y estudian carreras superiores en terciarios públicos y privados o en las universidades salteñas. A los institutos concurren 41.717 estudiantes, mientras que a la Universidad Nacional de Salta 28.111 y a la Universidad Católica -en las modalidades presencial y a distancia- más de 26 mil.
De acuerdo con datos del Ministerio de Educación de Salta, de los más de 41 mil, el 62 % corresponde a la matrícula estatal, es decir estudia en establecimientos públicos.
El tiempo de cursado en el nivel superior, especialmente en las instituciones públicas, es distinto al de la secundaria y muchas veces hasta cuestionado.
En la Universidad Católica, el nivel de egreso en promedio por año es de 1.000 alumnos. Para ellos no es un mal número.
Autoridades de la UNSa habían señalado, tras la publicación de un informe nacional sobre “un alto porcentaje de alumnos con pocas materias aprobadas en las universidades”, que “la calidad académica no marca la cantidad de materias rendidas” y que se reciben mil alumnos por año
Por otra parte, este año en la Católica hubo aproximadamente 7.000 ingresantes, mientras que en la UNSa empezaron sus carreras 6.000. La primera cifra significa un 3 por ciento más con respecto a 2014.
En Salta hay 155 mil estudiantes de 18 a 24 años, según datos oficiales, aunque hasta el cierre de esta edición no se pudo conocer qué porcentaje estudia carreras superiores.
Días atrás, en el Centro de Convenciones de Limache, las instituciones que imparten educación superior en Salta, y en otras provincias, desplegaron su abanico de ofertas educativas.
Estrategias de retención
En los últimos años en la Universidad Católica se tomó la decisión de generar estrategias que disminuyan la deserción entre el primero y el segundo año de las carreras, habiendo obtenido resultados favorables, con una retención de entre el 80 y 85% de los alumnos de las carreras con mayor matrícula.
De esta manera, se vienen articulando a nivel central y de las unidades académicas distintas acciones destinadas a lograr el máximo aprovechamiento del aprendizaje de los alumnos, a mejorar la adquisición de habilidades y destrezas que les permitan seguir aprendiendo, de modo de superar situaciones de posible deserción.
Entre ellas cabe destacar las siguientes: la incorporación de docentes tutores en asignaturas del primer año de las carreras, el dictado de cursos de verano e invierno solo para alumnos que hayan cursado la asignatura en el mismo ciclo lectivo en que se imparte el curso y hayan reprobado las evaluaciones parciales.
Las actividades del programa de ingreso y seguimiento prevén mecanismos de preparación, nivelación y adecuación de bagaje de conocimientos que los alumnos ingresantes poseen respecto de las competencias mínimas requeridas por la carrera. En las carreras en las que se vienen aplicando estas acciones remediales se registra un tiempo de permanencia real del alumno que se acerca al tiempo teórico del plan de estudio.
Medicina, entre las novedades
El 11 de mayo, por primera vez, en la UNSa (Universidad Nacional de Salta) 68 estudiantes comenzarán a cursar la carrera de Medicina, que dependerá de la Universidad Nacional de Tucumán.
El rector de la UNSa, Víctor Claros, explicó que “Medicina tiene un programa especial de 73 millones de pesos”.
Claros también contó que pronto comenzará la construcción de dos laboratorios, uno de Anatomía y otro de Biología, mientras que el año pasado ya se firmaron los convenios con dos hospitales para acceder a esos espacios. Estas nuevas instalaciones servirán para agilizar el cursado de la carrera en Salta.
En su momento hubo dudas sobre los pedidos que se hicieron a la Coneau (Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria) para que la titulación sea directamente de la UNSa y no de la Universidad de Tucumán.
Claros especificó que pidió colaboración política para ver qué papeles hacía falta presentar. “En diciembre presentamos toda la documentación y hasta ahora no recibimos la acreditación”, sostuvo en su momento.
new_ef_4

Deja un comentario