mas sobre votacion

Más de cien mil efectivos de seguridad custodiarán las elecciones

El operativo no se alteró tras la explosión de un sobre-bomba. Habrá énfasis en las fronteras.

A pesar de la explosión del jueves de un sobre-bomba en las oficinas de la empresa Indra encargada del escrutinio provisorio de los comicios, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, confirmó que no se reforzará la seguridad. Sin embargo, garantizó el normal desarrollo de las elecciones de hoy.

Para esto se desplegarán por todo el país unos 106 mil efectivos de las Fuerzas Armadas, de Seguridad y de las policías provinciales para controlar los comicios.

El Comando General Electoral (CGE), bajo las órdenes del general Carlos Pérez Aquino, las Fuerzas Armadas, la Gendarmería Nacional, la Prefectura Naval, la Policía Federal y las policías provinciales están a cargo del dispositivo de seguridad para las PASO, como así también la custodia del traslado de urnas.

En el operativo también está prevista la utilización de 6.233 vehículos terrestres, cinco aviones, 12 helicópteros, 13 embarcaciones y 86 mulas para transportar las urnas en las regiones montañosas del país

El CGE coordina y ejecuta las medidas de seguridad durante la elección, así como la vigilancia de los locales donde funcionarán las mesas receptoras de votos, la custodia de las urnas y la documentación durante su transporte en los vehículos del Correo Argentino, hasta la finalización del escrutinio definitivo en cada distrito, consignó un comunicado.

En territorio bonaerense, en tanto, el Ministerio de Seguridad implementará un operativo especial con cerca de 30 mil efectivos destinados a que los comicios puedan desarrollarse con normalidad.

Con custodias en los exteriores de los lugares de votación, en el traslado de urnas y en el control del cumplimiento de la veda electoral, entre otras tareas, serán afectados 12.300 numerarios, en tanto unos 17.700 se verán recargados en su servicio para colaborar en estas labores.

Fronteras reforzadas

Aunque los pasos fronterizos no se cerrarán, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, indicó ayer que el Gobierno “reforzó” la seguridad en lugares limítrofes para controlar especialmente a aquellos, argentinos o no, que no están empadronados en el país.

“Desde el jueves hemos reforzado los operativos de seguridad en las fronteras para que las personas que no viven en Argentina, siendo argentinos, no vengan a votar”, precisó.

Al respecto, la funcionaria consignó que “la persona que vive fuera del país tiene que votar en un consulado, no puede cruzar”. “Esta metodología, que hemos visto durante tantos años, forma parte de un pelotón de gente que cruza a votar, especialmente para votar en una elección a favor de los gobiernos” locales, planteó.

Sin embargo, es de aclarar que argentinos empadronados en el país y que regresan de viaje o vuelven de trabajar en países vecinos no tendrán problemas para ingresar.

“Si hay un ciudadano argentino que está volviendo de viaje o trabaja en territorio de un país vecino y debe volver para votar, está en todo su derecho de ingresar y votar”, explicó el secretario de Actuación Electoral de la Cámara Nacional Electoral (CNE), Sebastián Schimmel. En declaraciones a radio Mitre, Schimmel sostuvo que el operativo “tiende a depurar aquellos casos en que el domicilio declarado por el elector no es el real”, al recordar que “había casos en que ciudadanos radicados en Paraguay figuraban todavía en los padrones de las provincias argentinas”.

El Tribuno Salta