efeta

Más de tres mil personas se sumaron a la bicicleteada solidaria de Efeta

Ayer se festejaron los 25 años de esta movida. La institución sigue pidiendo la colaboración de los vecinos para apuntalar su tarea pedagógica.

La Escuela Bilinge para Niños Sordos e Hipoacúsicos N§7044 “Efeta” tuvo ayer su jornada de fiesta y color. La ya tradicional “bicicleteada de Efeta” fue exitosa, ya que contó con más de tres mil personas que fueron a apoyar a la institución educativa.

El encuentro propuso una serie de actividades que van más allá de andar en bicicleta. Hubo gente corriendo, en triciclos, rollers, skate y hasta patinetas; pero también hubo dos competiciones en donde ya intervinieron otras instituciones que colaboraron con Efeta.

“Nosotros sacamos a la venta 8 mil pecheras, pero vendimos sólo la mitad”, dijo con un dejo de pena la directora de la institución, Miriam Toledo. Pero al instante le volvió la sonrisa al ver la cantidad de gente que se llegó hasta la avenida Democracia, del barrio El Huayco, donde se desarrolló el paseo solidario.

“Acá tenemos a 3 mil participantes, lo cual es altamente optimista porque eso dice que hay una conciencia grande sobre nuestra tarea. Todo lo recaudado será destinado a la instalación de los equipos que finalmente llegaron y que una vez puestos en funcionamiento nos llevarán a mejorar las condiciones para una mejor calidad del aprendizaje”, dijo Toledo mientras seguía vendiendo pecheras a 30 pesos.

Ayer celebraron también los 25 años de la bicicleteada y en la ocasión aprovecharon para entregarle una placa a la institución. Los concejales Gastón Galíndez y Mario Moreno le entregaron a Toledo el reconocimiento de parte del Concejo Deliberante de Salta.

“Además de la instalación de la aparotología, queremos mejorar la seguridad en las aulas audiovisuales, calefaccionar y ambientar los comedores de los alumnos, apuntalar el proyecto de compra de los juegos en el parque para la estimulación temprana y acondicionar las salas de inclusión y del SUM; todo es los que vamos a hacer”, y concluyó con su lista.

Ella y su equipo se mostraron conformes con lo recaudado, porque además vendieron lo que pudieron; desde panchos hasta bebidas. Docentes y auxiliares se calzaron el overol y aprovecharon la jornada de sol a pleno que se vivió ayer.

Pero saben que falta.

Entonces dejaron el mensaje para los que se durmieron. “Nosotros estamos abiertos a cualquier colaboración. Agradecemos al Gobierno de la Provincia y a la Asociación Salteña de Ciclistas, pero cualquier ayuda viene bien. Cualquier vecino puede venir a visitarnos y ver cómo trabajamos. Nosotros tenemos jornada extendida por lo que pueden venir de mañana o de tarde”, invitó Toledo. Lo cierto es que la institución educativa tiene una matrícula de 53 estudiantes y un plantel de 40 personas trabajando en su educación. Efeta es ya una pionera en la detección temprana de los problemas de audición y con todo el equipo que tiene es pionera en la estimulación temprana y el apoyo a la inclusión.

Pedagogía innovadora

Efeta fue creada en 1974, es la única escuela en la especialidad en la provincia de Salta, pública y gratuita.
Efeta no es una sigla; es la palabra que pronunció Jesús cuando curó a una persona sorda. En idioma arameo significa “ábrete”, “oye”. Hasta 1983, la pedagogía de trabajo estaba sustentada por la corriente oralista. La evaluación de la tarea educativa indicaba que los esfuerzos y logros alcanzados, no eran los esperados. Es por ello que se produce un giro en la didáctica tradicional, con un abordaje en el proceso de aprendizaje, donde los docentes plantean situaciones y experiencias para que los niños construyan su saber.

La ya tradicional “bicicleteada de Efeta” tuvo ayer un triste final. Es que un hombre de 46 años, oriundo de Jujuy, que llegó para competir en la categoría ciclismo de ruta se descompensó en medio de la carrera y perdió la vida.
Esto hizo que la movida organizada por Escuela Bilingüe para Niños Sordos e Hipoacúsicos Nº 7044 “Efeta” tuviera un amargo cierre. Desde temprano, más de tres mil personas habían llegado a la zona norte de la ciudad para apoyar a la institución educativa.
Desde Efeta se mostraron ayer consternados. “La comunidad de Efeta se encuentra dolida por lo que le ocurrió a uno de los participantes, que perdió la vida luego de sufrir una descompensación durante la prueba. Desde de la institución acompañamos a la familia”, señalaron.
De acuerdo a lo que informaron desde el establecimiento, el hombre se llamaba Sergio Mealla, tenía 46 años y llegó desde El Carmen (Jujuy). El compitió en la categoría ciclismo de ruta. Según se conoció la descompensación la sufrió en la zona de Lesser, en plena carrera. Luego fue trasladado al hospital San Bernardo, donde perdió la vida.
Por los 25 años de la movida estaba prevista la realización de un espectáculo musical, pero al tomar conocimiento de la muerte de Mealla se suspendió el show. “Mientras los competidores de las distintas categorías llegaban a la meta se daban con esta trágica noticia”, señalaron desde la organización.