massita

Massa: `Los institutos de menores son fábricas de delincuentes´

El titular del Frente Renovador aseguró que atender la prevención de los delitos significa ‘evitar el dolor y la pérdida para una familia’.

“La inversión más grande que tenemos que hacer en seguridad es en materia de prevención. Usando la tecnología y sobre todas las cosas, las herramientas que tenemos como Estado. Todas las fuerzas de seguridad del interior tienen que estar puestas a cuidar al ciudadano de a pie, que paga sus impuestos, que quiere ir a laburar y que no quieren que lo maten. Cuando evitás el delito, evitás el dolor y la pérdida en una familia”, aseguró el referente del Frente Renovador.
Massa, que durante los últimos años se convirtió en un abanderado de una reforma del código penal juvenil y exigía la reducción de la edad para la imputabilidad, destacó ahora la importancia de enfocarse en las instancias previas a la realización de los delitos.
“Hay que lograr consenso para la edad de imputabilidad de los menores, pero también debemos tener la capacidad de construir cómo el Estado vuelve a incluir a esos pibes que están boyando”, afirmó.
Y sentenció: “Hoy, los institutos de menores son fábricas de delincuentes o de profesionalización del delito”.
Uno de los principales referentes de la nueva fórmula País lanzó sus duras críticas a la legislatura nacional, después de que en enero se vuelva a solicitar la inclusión del debate por el nuevo régimen penal juvenis en sesiones extraordinarias y no hubiera respuesta ante el reclamo.
Además, advirtió que el sistema penal debe mantener un comportamiento sólido respecto al cumplimiento de las penas de los delincuentes. “Hay consignas que la Argentina debe cumplir. El sistema penal tiene un montón de trampas que hacen que la impunidad sea parte del sistema penal argentino. Una condena de 10 años sobre alguien no termina siendo 10 años de cárcel. Y tenemos que ir a un régimen que diga que 10 años de condena son 10 años de cárcel. No como pasa hoy, que tenés un festival de certificaciones de buenas conductas, de venta de certificados en los servicios penitenciarios, premios por libertades asistidas, transitorias y todas cuestiones que en realidad terminaron siendo premios para los delincuentes en un país que no terminó de aprobar su ley de víctimas en términos de puesta en marcha”, expresó el diputado.
Los precios, otro dolor de cabeza
El titular del Frente Renovador también reforzó su postura a favor de la quita de impuestos sobre las facturas de los servicios públicos y sobre los elementos de la canasta básica familiar.
Si bien las últimas cifras reveladas por el INDEC reflejaron que el proceso inflacionario de mayo no se tradujo en un aumento de precios en los artículos, Massa alertó sobre la pesadilla de los nuevos precios de los servicios públicos.
“En mayo, efectivamente no hubo suba de tarifas. Ahora, están empezando a llegar las boletas de luz y gas con las nuevas tarifas. En el Gran Buenos Aires, hay familias que comparan año con año la luz y el gas y están en el doble. Con el gas, por la suspensión de la corte, el primer aumento no cayó en los primeros fríos del año pasado y hoy eso se está sintiendo”, sostuvo el diputado a Radio Mitre.
Y agregó: “¿Por qué el Estado sigue aumentando los impuestos que te cobra sobre la luz o el gas? ¿Por qué cobra impuestos para comer? Es vergonzoso que en la Argentina, en un momento que cuesta llegar a fin de mes, el Estado aumente los impuestos sobre la canasta básica y sobre los servicios de luz y de gas”.
Según Massa, el Estado dispone de un presupuesto de 15.000 millones de pesos que pueden ser destinados a la devolución del IVA a jubiliados y beneficiados por asignaciones universales. “Con ese monto, sumados a los 7.000 millones de pesos que quedaron después de la suspensión de la devolución del IVA para compras con tarjetas de débito, se podría mejorar sustancialmente la economía de una familia. Una pareja de jubilados podría mejorar hasta 460 pesos sus ingresos y una familia tipo mejoraría hasta 1.000 pesos”, completó.