el-caso-milagro-sala-2369885w620

Milagro Sala recibió la visita de dos chamanes peruanos

Tiene apoyo espiritual, charlas con un sacerdote y asistencia psicológica.

La Corte Suprema de Justicia solicitó al juez federal de Jujuy, Mariano Wenceslao Cardozo, un informe sobre las condiciones de detención y salud de Milagro Sala . Además de denunciar que la detenida se negó a que le realizaran estudios médicos, el relevamiento señala que recibió 3338 visitas el año pasado y 662 en lo que va de 2017. Incluso, también recibió apoyo espiritual de dos chamanes de Perú, la visita periódica de un sacerdote y 125 atenciones psicológicas.

Milagro Sala realizó, además, 200 reuniones con los 11 abogados que constituyen su defensa en las causas judiciales que enfrenta por presunta conducción de una asociación ilícita, fraude al Estado y extorsión.

En virtud de la preservación de su identidad cultural, el Servicio Penitenciario otorgó un permiso para la visita extraordinaria de un chamán y su ayudante, que llegaron desde la amazonia del Perú, enviados “con mandato” por la maestra chamana Asencia Sánchez, que pertenece al pueblo originario de Puerto Nuevo, de la etnia Shipibo Conibo, en Perú. Además, fue asistida en más de diez oportunidades por el sacerdote capellán de la institución penal.

Según se desprende del informe, Milagro Sala fue atendida en forma habitual por su médico y odontóloga personal y recibió 71 atenciones médicas del servicio de salud del penal. La fundadora de Tupac Amaru denunció que no recibía atención psicológica. Sin embargo, los registros del Servicio Penitenciarios muestran que mantuvo 125 sesiones psicológicas además de 15 atenciones por parte de una profesional de la salud mental.

Sala transita sus días en un cuarto con ventana, que da al patio central del edificio. Cuenta con servicio de canal de TV por cable y un plasma, ventilador, estufa en el invierno, parlantes con puerto USB y un reproductor de DVD. Convive en dicho cuarto con una interna que tiene una niña pequeña de quien Sala es madrina de bautismo, y comparte dos baños con otras seis internas alojadas en el sector.

La dirigente social tiene en el pelan de Alto Comedero la asistencia de una nutricionista, que presta servicios en la unidad carcelaria. Parte de la dieta que cumplen Sala y las otras internas incluye comidas pertinentes a cada estación del año.

En primavera y verano, en tanto, las opciones gastronómicas son pollo al horno con ensalada rusa, lampreado con puré, milanesa a la napolitana con papas doradas, empanadas de pollo y carne, pastel de papa, pizza, empanadas árabes y carne al horno con papas.

Las fiestas del penal

Para la preservación de la identidad de género y cultural, el penal organiza la veneración a la Pachamama, rito del que participan las internas identificadas con dicha creencia. Eso incluye a Sala.

También se observan los ritos del “jueves de comadres”, una fiesta que marca el inicio del carnaval norteño, reservada exclusivamente a mujeres. Sala participó activamente del festejo, el jueves previo al sábado de carnaval.

Además se celebró en el penal el Día de la Mujer y la dirigente social participó del festejo del Día de la Madre y las fiestas de Navidad y Año Nuevo. En la mayoría de estos encuentros participan grupos musicales conocidos de la provincia de Jujuy, como la cantante flolklórica Mónica Pantoja y el grupo Chijra, entre otros.