Millonario decomiso en dos negocios chinos del centro

Más de 15 camiones llenos de mercadería ingresada al país en forma ilegal y que no responden a normas argentinas de seguridad y de salud fueron secuestrados ayer en sendos operativos realizados en dos mayoristas chinos ubicados en el centro de la ciudad.

 
Los allanamientos, que se hicieron de manera simultánea en los dos negocios, fueron dispuestos por el Juzgado Federal N´ 2, a cargo Miguel Antonio Medina, y actuaron efectivos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, personal de Aduanas y de la AFIP.
Una fuente del organismo recaudador estimó anoche que la mercadería secuestrada tendría una valuación de varios millones “no tanto por el valor elevado de la mercadería, sino por la cantidad que se retiró de cada local, donde estaba depositada en la planta baja, el primer y el segundo piso”.
Alrededor de las 9, efectivos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria y la AFIP ingresaron al negocio “Triple Ocho”, situado en la avenida San Martín al 1000, entre Islas Malvinas y Jujuy, y comenzaron a inspeccionar minuciosamente el local donde se comercializan artículos de temporada, de regalería, bazar, juguetes y también bijouterie.
De forma simultánea, policías irrumpieron en otro local denominado “Fusión”, de juguetes, cotillón y mantelería, sobre la calle Pellegrini 445. Ambos negocios pertenecerían a un solo dueño.
En cada lugar buscaban mercadería de contrabando y los dueños, de nacionalidad china, estarían sospechados de evasión impositiva, fraude y contrabando. Llamó mucho la atención que alrededor del mediodía personal de la AFIP recorriera el lugar con dos perros: un labrador y un ovejero alemán.
En ambos puntos se observó un amplio movimiento de autos y camionetas de la fuerza y el tránsito fue restringido en la zona. En el caso del negocio “Triple Ocho”, una camioneta Toyota Hilux blanca fue estacionada en el interior del local, entre ambas vidrieras. Los efectivos revisaron todas las góndolas y clasificaron la mercadería.
Después del mediodía llegaron los camiones y se inició el retiro de la mercadería, entre otros juguetes con pintura tóxica para el juego de niños, productos con marcas adulteradas, artículos eléctricos que no responden a la normativa de seguridad de Argentina, anteojos de sol con cristales que no son los adecuados, entre otros.
Toda la mercadería fue llevada a los depósitos de Aduanas. Una vez calificada y cuantificado el monto, el juez federal dispondrá la destrucción de aquella que represente algún riesgo y el destino del resto.

 

truchos

 

Deja un comentario