Oscar Martínez: “Comparar al Gobierno con la dictadura es de una demencia inexplicable”

El actor dijo que desde que nació ‘padece al peronismo’ y que el movimiento no es más que ‘una ideología del poder’.

Oscar Martínez (67) aseguró estar “triste y enojado” con las divisiones que hay en la Argentina. El actor, que se encuentra realizando una película en Nueva York, dijo que “padece” al peronismo desde que nació y que comparar al Gobierno con la dictadura le parece de una “demencia inexplicable”.

“Lo que pasa en el país me genera preocupación, angustia, tristeza y enojo  porque estoy viviendo algo que viví muchas veces y me siento rehén de una porción fanatizada de la población que no acepta los términos de la democracia tal como debería  y hace las cosas que están haciendo”, dijo el actor de El ciudadano ilustre en diálogo con La Conversación, por La Once Diez.

Luego, agregó: “Comparar este Gobierno con la dictadura es de una demencia inexplicable, podés no estar de acuerdo y expresarlo, siempre y cuando se haga en el marco de la ley, pero esto ya es una guerra”, y trajo como ejemplo el hecho de que la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner no asistió a la entrega de mando a Mauricio Macri en diciembre del 2015.

Martínez además dijo haber sido “rehén del peronismo” desde que nació, tanto cuando el partido estuvo en el gobierno como cuando fue oposición y lo definió como una “ideología del poder”: “Ha llevado políticas antagónicas con el mismo sello. He sido víctima de las divisiones internas de ese movimiento, que representa a un 30 por ciento de la población en el mejor de los casos, pero que llevaron siempre una política violenta, autoritaria, agresiva, intolerante”.

“Han conspirado contra todo gobierno democrático que no sea propio y lo siguen haciendo. Estoy grande para seguir soportando eso. El peronismo no es más que eso, una ideología del poder. Cuando le tocó se populista fue populista, cuando tuvo que disfrazarse, lo hizo. No olvidemos el apoyo del matrimonio Kirchner al menemismo, cuya política era opuesta”, insistió.

Por tales motivos, dijo haberse sentido extranjero en su propio país en varias oportunidades y que por eso, cada vez que se le abrían posibilidades laborales en el exterior las aceptaba: “Trabajo en otras condiciones, hay muchas cosas que padezco en Argentina que acá (en el extranjero) no”.

“Me apena lo que pasa, me da rabia, me intoxica. Lo de las últimas semanas lo seguí de lejos y sé lo mal que me sentiría estando ahí”, cerró el actor.


 

Deja un comentario