brasil rio 28-02-17

Otro accidente en el carnaval de Río: Una carroza se desplomó y dejó 12 heridos

Esta madrugada, el tercer piso de la carroza de Unidos da Tijuca se cayó; la noche anterior, otro incidente dejó 20 heridos.

Un grave accidente, el segundo en dos noches, se produjo esta madrugada durante los desfiles de las prestigiosas “escolas do samba” de Rio de Janeiro. Doce personas resultaron heridas, dos de ellas de gravedad, al desplomarse la parte superior de la carroza de la escuela Unidos da Tijuca.

El accidente se produjo hacia las 3 de la madrugada, cuando la carroza de Unidos da Tijuca, que tenía como tema el Carnaval de Nueva Orleáns, se disponía a ingresar con sus más de 3000 miembros en la pista de 700 metros del Sambódromo.

Desde el municipio de Rio indicaron que entre los heridos había dos graves, “uno con posible traumatismo de cráneo y otro (con heridas) en el abdomen”.

Tras el derrumbe del tercer piso de la carroza, las ambulancias consiguieron abrirse paso hasta el lugar del incidente en medio de la máxima confusión, mientras el servicio de seguridad del Sambódromo trataba de apartar a decenas de fotógrafos.

“Yo estaba en la plataforma de la carroza, del lado izquierdo, y de pronto vi que el otro lado se hundía”, contó llorando una bailarina del grupo, Raissa Pihneiro. “La gente cayó dentro de la carroza y algunos quedaron atrapados entre hierros retorcidos”, agregó.

Felix Souza dijo que estaba bailando junto a la carroza cuando ocurrió el accidente. “Oímos un estallido en la parte de arriba”, dijo. “La gente empezó a gritar, no entendíamos lo que era. Fue un momento de angustia para todos los que estábamos allí”.

Ailton Freitas, director de Unidos da Tijuca, dijo que las carrozas se habían probado varias veces antes del Carnaval.

“Las probamos tres veces por semana con más peso del que llevábamos hoy. Al acercarse el desfile empezamos a hacer esas pruebas a diario. Estamos incluso más conmocionados que todos ustedes”, dijo Freitas a los periodistas. “No sé qué está pasando, pero el Carnaval de Río no se está viendo bendecido este año”.

Veinticinco minutos después del incidente, Unidos da Tijuca retomó su actividad y pese a todo terminó el recorrido de la pasarela, bajo los aplausos del público, con bomberos en su techo y algunos bailarines llorando a cada lado.

“Son cosas que pasan, pero hay que revisar las cuestiones de seguridad. El carnaval es algo serio, trabajamos en ello todo el año y cuando ocurre algo así, nos indigna”, afirmó Washington Luis, miembro de Unidos.

Segundo accidente en dos días

La noche anterior ya había dejado un accidente como saldo: una carroza de la escuela Paraíso de Tuiutí, que abrió los desfiles a últimas horas del domingo, golpeó contra una tribuna al ingresar en la pista. Veinte personas resultaron heridas, entre ellas, varios periodistas. Tres mujeres permanecen hospitalizadas, una de ellas bajo respiración artificial, indicaron las autoridades médicas.

Los dos hechos generaron gran confusión en la “pasarela de la samba”, pero los organizadores insistieron en mantener inalterados los desfiles.

Después del accidente del lunes por la madrugada, el presentador lamentó por megáfono lo ocurrido, antes de gritar: “¡La vida tiene que continuar!”.

Rafaela Anastasia, hija de uno de los 20 heridos, se indignó contra la decisión de ignorar la tragedia. “Mi madre estaba atrapada en las rejas (de la tribuna) y lo único que les preocupaba era el desfile. ¡Dios mío, es algo irreal!”, declaró la mujer a TV Globo.

“Es la primera vez que un accidente de este tipo se produce, un día de lluvia, con una carroza que tenía una rueda defectuosa”, lamentó Elmo José, director del carnaval en tanto que representante de la Liga Independiente de las Escuelas de Samba” (Liesa), en una entrevista con AFPTV.

El presidente de la Liesa, Jorge Castanheira, consideró que los dos accidentes tuvieron “características diferentes” y que hayan acontecido en el mismo carnaval era una mera “coincidencia”.

“Esto no tendría que haber sucedido nunca. Es un verdadero desastre”, sostiene en cambio Rafael, conductor de una carroza de la escuela Uniao da Ilha, que abrió la segunda noche de desfiles.

Otro incidente, sin gravedad, se produjo la madrugada del martes, cuando una mujer de la escuela Mocidade cayó de una altura de 1,50 metros, al desplomarse la estructura de la carroza en forma de queso que la sostenía. La imagen es impresionante, pero la bailarina salió ilesa.