Otro caso de violencia familiar que llega a la justicia

La denuncia la radicó una mujer de 38 años, quien dijo que tuvo que superar sus miedos y vergüenza, para denunciar a su expareja por abuso sexual.

Radio Salta confirmó que la denuncia fue radicada días atrás y en la presentación dijo que no era la primera vez que ocurría este tipo de violencia.

El último caso sucedió cuando las hijas de 12 y 10 años no se encontraban en casa.

Según el relato, el sujeto la maniató con una soga en piernas y brazos, sujetándola en la cama.

Luego abusó sexualmente de ella y hasta llegó a introducir un frasco de perfume en sus partes íntimas, entre otras aberraciones que prefiero no denunciar, dijo la mujer.

En la dependencia aclaró que decidieron poner fin a la relación, pero que él vivía en el fondo de la casa, ubicada en un barrio periférico de esta capital.

Además detalló en la denuncia, que por una vecina se enteró que el sujeto pretendía abusar de una de sus hijas y que tras consultarle a la menor le confirmó esa situación.

Tras intervenir la justicia, ordenaron que la mujer sea revisada por un médico legal algo que la denunciante rechazó.

A partir de esa decisión la justicia ordenó la exclusión del denunciado y consigna fija en el domicilio.

Deja un comentario