Papa genera fuerte malestar de Turquía al llamar genocidio a masacre contra armenios

Francisco provocó un conflicto diplomático el domingo al calificar la masacre de hasta 1,5 millones de armenios hace 100 años como “el primer genocidio del siglo XX”, unas palabras que llevaron a Turquía a acusar al sumo pontífice de incitar el odio.

Turquía, un país de mayoría musulmana, acepta que muchos cristianos armenios murieron en enfrentamientos con soldados otomanos a partir de 1915, cuando Armenia era parte del imperio gobernado desde Estambul, pero niega que cientos de miles de personas fueran asesinadas, lo que equivaldría a un genocidio.

Esta es la primera vez que un Papa pronuncia públicamente la palabra “genocidio” para calificar la masacre, repitiendo un término utilizado por algunos países europeos y de América del Sur, pero evitado por Estados Unidos y otra naciones para mantener buenas relaciones con un aliado importante.

Turquía fue rápida en protestar

“Las declaraciones del Papa, que están lejos de los hechos históricos y judiciales, no se pueden aceptar”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, en su cuenta de Twitter.

“Los centros religiosos no son lugares para incitar el odio y la venganza con acusaciones sin fundamento”, agregó.

El Ministerio de Relaciones Exteriores turco llamó a consultas a su embajador ante la Santa Sede y convocó al nuncio del Vaticano en el país, diciendo que las palabras de Francisco habían causado un “problema de confianza” en las relaciones diplomáticas.

Al inicio de la misa en la Basílica de San Pedro, el pontífice nacido en Argentina dijo que la “masacre sin sentido” ocurrida hace 100 años fue “el primer genocidio del siglo XX”, que fue seguido por “el nazismo y el estalinismo”.

“Es necesario, y de hecho un deber rememorarlo, para honrar su memoria, porque cuando la memoria se desvanece, significa que el mal permite que las heridas se agraven. Ocultar o negar el mal es como permitir que una herida siga sangrando sin vendarla”, dijo Francisco.

El Papa dijo también en su homilía que se sigue cometiendo un genocidio contra los cristianos “a causa de su fe en Cristo o su origen étnico” e instó a la reconciliación entre Turquía y Armenia.

“Que Dios quiera que el pueblo de Armenia y Turquía retomen el camino de la reconciliación”, dijo el Papa en una carta dirigida al pueblo armenio.

Deja un comentario