36727-pulseras-identificatorias-para-pacientes-con-enfermedades-cronicas

Personas con dolencias crónicas tendrán pulseras identificatorias

El proyecto se aprobó en el Concejo Deliberante para agilizar la asistencia médica.

Los concejales aprobaron el miércoles pasado la ordenanza que permite a las personas con dolencias crónicas pedir una placa o pulsera que informe sobre su patología y datos personales.

El proyecto, que llegó a debatirse en el recinto de la mano del concejal Matías Cánepa y fue elaborado por los miembros de la Fundación Juntos a la Par Dbt1.

“Buscamos la seguridad de nuestros hijos y de todas aquellas personas con alguna dolencia crónica que salen a la calle y pueden tener un incidente. ¿Cuántas veces vemos casos de personas mayores perdidas?”, expresó Rossana Del Frari, presidenta de la fundación.

Entre los objetivos que se detallaron en el proyecto aprobado en el Concejo Deliberante están el preservar la salud y garantizar una correcta asistencia a los pacientes. Otro de los puntos importantes de esta ordenanza apunta a facilitar que cualquiera reconozca a una persona con enfermedades crónicas o adulto mayor en situación de riesgo.

Los identificadores se entregarán en forma gratuita a quienes lo pidan y presenten un certificado médico. Al momento de la asistencia médica los datos que contengan las pulseras agilizarán el trabajo en caso de emergencia o descompensación en la vía pública.

Otro objetivo de este sistema es aportar rápidamente teléfonos de familiares que puedan acudir para ayudar y contener al paciente.

Antes de la presentación del proyecto para el debate en la sesión del Concejo, Matías Cánepa destacó la necesidad de contar con este mecanismo. “Todos tenemos un familiar con alguna dolencia. Esto no le costará demasiado al Estado y puede ayudar a mucha gente”, declaró el concejal.

El formato de las placas

Se compondrán de dos partes independientes: por un lado una chapa identificadora de acero inoxidable y por el otro una pulsera de silicona o cualquier otro material hipoalergénico.

La chapa identificadora deberá llevar:

– Nombre y apellido del portador.

– DNI del portador.

– Teléfono de contacto en caso de emergencia.

– Tipo de enfermedad que padezca.

– Grupo sanguíneo.

– En el caso de que el paciente sufra alguna alergia, habrá datos específicos al respecto.

La normativa se aplicará para casos de personas con diabetes tipo 1 y 2, celiaquía, hemofilia, Alzheimer, epilepsia, asma, lupus, leucemia, VIH y también alergia a la penicilina u otro medicamento.

Todas estas dolencias crónicas pueden generar descomposturas en espacios públicos.