Petroleras británicas profundizan la violación de leyes sobre Malvinas

Tres empresas anunciaron el hallazgo de nuevas reservas y avanzan en la exploración de hidrocarburos en la plataforma continental que rodea a las Islas. Esas firmas ya fueron denunciadas ante la justicia penal federal de Tierra del Fuego por quebrantar cuatro leyes nacionales, además del Código Aduanero por contrabando.

Tres empresas británicas que buscan petróleo en la zona de las islas Malvinas afirmaron haber encontrado petróleo en el pozo Isobel Deep al norte de las Islas. Se trata de Falkland Oil and Gas Limited (FOGL), Rockhopper Exploration y Premier Oil, que son investigadas por la justicia federal argentina asentada en Tierra del Fuego al igual que Noble Energy y Edison International SPA. Se las acusa de realizar actividades de exploración en Malvinas sin el consentimiento de la República Argentina.

El presidente ejecutivo de FOGL, Tim Bushell, informó ayer a la prensa que “se realizarán más operaciones en el pozo petrolero. Esto podría incluir un desvío del pozo existente o una nueva perforación del pozo cerca de su ubicación actual, dependiendo de lo que se considere apropiado una vez que los resultados de la perforación hayan sido mejor evaluados.”

Esta no es la primera vez que estas tres empresas encuentran trazas de hidrocarburos en pozos excavados en la plataforma continental. El último 2 de abril (a 33 años de la Guerra de Malvinas), las mismas compañías comunicaron que habían realizado importantes hallazgos en el área llamada Sea Lion.

La demanda del gobierno argentino tiene carácter penal. El 21 de abril, los ministros de Relaciones Exteriores, Héctor Timerman, y de Planificación, Julio De Vido, presentaron ante la Procuraduría contra la Criminalidad Económica y el Lavado de Activos (Procelac) la denuncia. Posteriormente, el fiscal general de la Preocelac, Carlos Gonella, junto con el fiscal de Río Grande Marcelo Rapoport y el del distrito de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, Adrián García Lois, presentaron la demanda por supuestas “actividades ilícitas de exploración, búsqueda y eventual extracción de hidrocarburos en proximidades a las Islas Malvinas” ante el Juzgado Federal de Río Grande.

Los fiscales indicaron que “a partir del programa realizado, la empresa (por FOGL) espera que la próxima ronda de perforación se enfoque en recursos brutos potencialmente recuperables de más de mil millones de barriles de petróleo”, y alertaron sobre los planes para el resto del año: “Se prevé perforar seis pozos como mínimo durante un período estimado en 260 días a partir del primer trimestre de 2015.” Las áreas Isobel Deep y Sea Lion son parte de las áreas en exploración que cuestiona la Procelac. La mirada de esta procuraduría alcanza también a los bloques Jane East y Chatham, también exploradas por FOGL y Premier Oil, más otros dos pertenecientes a Noble Energy.

De probar la culpabilidad empresaria, la Ley 26.659 de exploración y explotación de hidrocarburos de la plataforma continental prevé sanciones penales y económicas graves, que incluyen hasta 15 años de prisión y el doble de tiempo con inhabilitación para operar en el país.

Además, cada empresa podría recibir multas de hasta un millón y medio de barriles de petróleo, que a precios internacionales actuales sumarían hasta U$S 86,5 millones.

Por otro lado, la exploración británica viola otras cuatro normas: la Ley 23.968, que regula los límites del Mar Argentino; la Convención de Naciones Unidas sobre Derecho del Mar; la Ley 26.197, que dice que el Estado es propietario de los yacimientos fósiles hasta el límite de la plataforma continental; y el Código Aduanero, dado que se presume que el trabajo se realizó con insumos contrabandeados que no fueron supervisados por las autoridades nacionales.

Deja un comentario