Piden a la Justicia rescindir el contrato con Magic Software

Romero y Olmedo plantearon la inconstitucionalidad del voto electrónico y denunciaron delitos electorales graves.

El Frente Romero + Olmedo reclamó ante el Tribunal Electoral que se rescinda el contrato con la empresa Magic Software Argentina, planteó la inconstitucionalidad del voto electrónico y denunció que el Tribunal resignó sus facultades al dejar en manos de técnicos de una empresa privada la suerte del voto de los salteños.

La nueva presentación tiene carácter formal y pone de relieve “las graves irregularidades que se han detectado en el desarrollo del comicio realizado el día 12 de Abril de 2015”.

El escrito destaca que tales anomalías “ponen en evidencia que el sistema de voto electrónico instaurado mediante las Leyes Provinciales 7697 y 7730 vulnera la universalidad, obligatoriedad y el secreto del sufragio y se muestra permeable al despliegue de maniobras fraudulentas…”

El texto rubricado por el apoderado Oscar Rocha Alfaro, destaca “falencias invalidantes” que van desde la impresión de un voto diferente al emitido por el elector, hasta deficiencias en las máquinas, intervención de técnicos de la empresa que manipularon las urnas electrónicas y presencia de “instructores” y “lazarillos” que votaban en lugar de los ciudadanos que se sentían inseguros frente a las pantallas. Incluso, se observaron reiterados casos de personas que fotografiaban su tarjeta en el celular para luego ir a cobrar por el voto a un puntero oficialista.

El escrito denuncia que “del cúmulo de hechos descriptos en la presentación se han transgredido los artículos 107, 108, 109 y 110 de la ley 6444, como así también a los artículos 12, 19 y 22 de la ley 7730” y agrega que “no obstante la gravedad de los hechos denunciados, que ponen en evidencia la existencia de delitos electorales, ante su toma de conocimiento no se adoptó medida alguna …”

El escrito solicita al Tribunal que se proceda a “garantizar la transparencia de la elección general provincial convocada para el 17 de Mayo de 2015 mediante la supresión del sistema de voto electrónico y el restablecimiento del tradicional sistema de elección con voto papel. Además, deja planteada ” la inconstitucionalidad de las leyes 7697 y 7730 y en lo que respecta a la instauración del sistema de voto electrónico …” y hace reserva de “interponer la pertinente acción de amparo constitucional”.

La empresa Magic Software Argentina cobró por la elección del domingo 70 millones de pesos. Sin embargo, el Frente Romero + Olmedo, en base al informe de la empresa que lleva la firma del ingeniero Armando Antonio Alberto, denunció que se utilizaron “máquinas electrónicas cuya homologación hasta la fecha no ha sido informada al Tribunal Electoral ni a los partidos políticos o frentes electorales que participaron de la elección”. El escrito destaca que “la carencia de certificación determina … un defecto grave que no solamente se limita a una hipótesis de incumplimiento contractual, sino que habilita a sostener que se afectó severamente la credibilidad y confianza en las máquinas sobre la que se sustenta el sistema del voto electrónico”.

Uno de los puntos destacados es la imposibilidad de que las autoridades de mesa pudieran efectuar controles a través del técnico asignado por el Tribunal Electoral.

El escrito afirma que “casi la totalidad de las personas a las que se les adjudicó la calidad de “técnicos” carecían de solvencia” y que muchos manifestaron ser “estudiantes o meros idóneos”. Esas personas, además, según la ley, “debían responder a las órdenes de ésta autoridad electoral y no exclusivamente a la contratista”.

“Lo que resulta más preocupante y determina a nuestra parte a solicitar la erradicación del sistema del voto electrónico es que se ha delegado impropiamente en estas personas una responsabilidad esencial” de la Justicia. Esas personas puestas por MSA manipularon los DVDs lacrados, utilizaron material informático y discos cuya autenticidad las autoridades de mesa nunca chequearon. Además, hubo interrupciones ilegales del comicio en las mesas y se detectaron capacitadores que “en su mayoría abusaron de la investidura otorgada por el Tribunal Electoral …. y se dedicaron a inducir el voto”.

“Salta volvió a la Década Infame, con el verso del modernismo”, sintetizó ayer uno de los letrados del Frente.

El responsable técnico, un empleado de Isa

Cuando se requirió a Magic Software Argentina sobre las innumerables fallas que se produjeron en el sistema, la respuesta, dirigida al presidente de la Corte, Guillermo Posadas, aparece firmada por Armando Antonio Alberto, que no es representante legal sino un ingeniero que fue empleado de Miguel Isa en la secretaría de Hacienda de la Muncipalidad de Salta. Graduado en la Universidad Tecnológica, Alberto renunció en agosto de 2011 al cargo de director de la base de datos de la Dirección General de Informática. Durante un año tuvo doble empleo, en el municipio y en Magic Software Argentina – según el sitio Linkedin, desde setiembre de 2010- donde se encargó de instalar el voto electrónico, que en 2011 se utilizó en el 33% de las mesas. De este modo, ambos miembros de la fórmula oficialista tienen explícitos vínculos con la prestadora. Durante cinco años, los hermanos Juan Manuel y Rodolfo Urtubey informaron, a través de la página oficial del gobierno, la campaña de marketing de MSA que desarrollaron ambos para colocar los servicios de MSA en todo el país y en Ecuador.

Un sistema vulnerable

  • La empresa admite que usaron muchos equipos no homologados
  • Solo en la capital fallaron 299 máquinas y fueron reemplazadas
  • Faltan muchas actas de apertura y cierre de comicio
  • Falseamiento en el reporte del escrutinio al Tribunal Electoral
  • El 70% de los salteños considera que se adulteraron los votos
  • Imprimieron votos distintos a los emitidos por los votantes
  • Hubo “instructores” y que indujeron el voto de muchas personas

Deja un comentario